La Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) hace un llamado a la ciudadanía para abstenerse de convocar, organizar y/o participar en reforestaciones voluntarias sin asesoría técnica adecuada y mientras la época de estiaje no se haya dado por concluida.

Debido al interés de los ciudadanos y a las convocatorias que han surgido en redes sociales para hacer reforestación en el Bosque La Primavera tras el incendio en el paraje Los Asadores, es importante dar a conocer lo siguiente:

El periodo de reforestación da inicio una vez concluida la temporada crítica de incendios forestales y con la llegada de las primeras lluvias, esto generalmente durante los meses de julio, agosto y septiembre.

Las reforestaciones no se llevan a cabo en las zonas recientemente incendiadas. Cuando ocurre un incendio forestal la tierra debe pasar por un proceso de recuperación, e incluso, tras hacer valoraciones, en algunos casos se realizan acciones de restauración de suelo por parte de personal técnico especializado.

Asimismo, hay que esperar una adecuada regeneración natural de la vegetación, la cual también se podrá observar hasta la temporada de lluvias.

Con las lluvias del temporal, las semillas tienen condiciones para germinar y su raíz es capaz de alcanzar el suelo, lo cual no ocurre cuando existe gran cantidad de materia orgánica (hojarasca), es ahí donde el fuego ayuda a poner fin al estado de reposo o latencia del árbol para la liberación de semillas.

Para plantar árboles, se deben tomar en cuenta aspectos como el tamaño, la especie, el tipo de suelo, el tipo de flora ubicada en el polígono y sobretodo quien lo haga debe tener preparación y conocimiento del tema, es por ello que durante las reforestaciones sociales, siempre hay brigadistas forestales que acompañan a los ciudadanos en el proceso.

El proceso necesario para la restauración ecológica después de la perturbación por el fuego se compone de una serie de etapas que, en algunos casos, se aplican en forma lineal y en otros en forma simultánea. Estas etapas pueden sintetizarse en:

1. Recolección de información de las agrupaciones vegetales afectadas
2. Definición del ecosistema hacia el que se pretende reconducir
3. Inventario del área quemada – Análisis de la información recolectada
4. Limpieza del terreno incendiado para favorecer la regeneración natural
5. Realizar labores de conservación de suelo
6. Elaboración y ejecución del programa de restauración

Algunas de las acciones inmediatas para la recuperación de los terrenos es la de limpiar las zonas afectadas y realizar obras de conservación de suelo a fin de evitar escurrimientos y deslaves.

En materia de acciones voluntarias, invitamos a la ciudadanía a unirse a las Jornadas de Limpieza que organiza el OPD Bosque La Primavera en esta temporada y, tras el periodo de estiaje, a las reforestaciones oficiales controladas que cuentan con apoyo de personal especializado del OPD. Para ambas actividades, se puede consultar mayor información en las redes sociales del Área Natural Protegida Bosque La Primavera (@bosqueprimavera).

Referencias: 
Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial
SEMADET
Bosque La Primavera
No reforestar en temporada de estiaje