Los daños a la salud que puede provocar el consumo de líquido con arsénico son afecciones en la piel, y lesiones cutáneas, entre otras

Con el objetivo de informar a la población de Jalisco, que el virus del cólera presenta un movimiento más activo en todo el país, aunque la entidad hasta el momento está libre de la enfermedad, la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), hace un “Comunicado de Riesgos”, por la presencia de metales pesados, en especial de arsénico, en aguas de municipios del estado.
 
En rueda de prensa, el titular de salud, Jaime Agustín González Álvarez, informó y recordó, en el tema de la cloración del agua, que se han enviado oficios a los 125 municipios del estado para que regularicen sus aguas, dado que ninguno alcanza el 100 por ciento de cloración en las mismas.
 
“Ante una contingencia de esta naturaleza, lo ideal y la recomendación de la Secretaría de Salud a nivel Federal (SSA), es que la cloración se eleve para alcanzar el 100 por ciento, y lo que pretendemos es dar a conocer a la sociedad que es muy importante que sepan cómo esta cada una de sus comunidades y que a través de nuestro anuncio, soliciten a sus ayuntamientos que hagan lo pertinente para que cloren las aguas, que les exijan, en el buen sentido de la palabra”, señaló el funcionario.
 
Precisó, que por otro lado se ha tomado la determinación, a través de los mismos hallazgos, de hacer un “Comunicación de Riesgos”, que no debe confundirse con una alerta sanitaria.
 
“Simple y sencillamente que al realizar los estudios de cloración, se encontraron metales pesados y en especial el que nos preocupa es el arsénico, mismo que está presente en las aguas de algunos lugares, fuera de la  normatividad”, explicó.
 
Dentro de los municipios que cuentan con un concentrado alto de arsénico en sus aguas se encuentran: Chimaltitán, Yahualica, Ayotlán, Atotonilco, Atengo y Tlajomulco de Zúñiga. Cabe hacer mención que el nivel del metal permitido es de 0.025 miligramos por litro.
 
Por lo anterior, la SSJ informa a la población que dicha agua no es apta para el consumo humano, “no sirve para hacer hielos, para la cocción de alimentos y es agua que se tiene que obligadamente tratar, ya que de no hacerlo, los riesgos a las salud son muchos”, indicó González Álvarez.
 
Por su parte, el director General de Regulación Sanitaria, Celso del Ángel Montiel Hernández señaló con respecto a los niveles de cloración que se han analizado, que con base en el tema de cólera, recientemente se ha acudido a distintos municipios en donde se tenía un foco amarillo en el muestreo de cloro.
 
Puntualizó que en el 2013, de enero a septiembre se registraron parámetros del 70 y 80 por ciento de cloración  en el agua.
 
“Con el tema del cólera, nos hemos enfocado más a municipios que anteriormente ya tenían problemas en sus aguas o en donde se hizo una denuncia ciudadana por el mismo motivo”, enfatizó el experto.
 
Las amonestaciones consisten en que los municipios afectados, tiene que realizar los cambios pertinentes, apoyados por el estado, y de no cumplir, en un lapso de cinco a 30 días, serán acreedores a otra amonestación acompañada de una multa económica que puede ascender a los 120 mil pesos.
 
Los daños a la salud que puede provocar el consumo de arsénico son: afecciones en la piel, como cambios de pigmentación; lesiones cutáneas, callosidades en palmas de manos y pies, efectos precursores del cáncer de piel.
 
 

Referencias: 
“Comunicado de Riesgos”
Secretaría de Salud