• Se trabajó con tres mil 593 choferes de 179 rutas de los municipios de Zapopan, Guadalajara, Tonalá, Tlaquepaque, El Salto y Tlajomulco de Zúñiga

 
Dentro de los trabajos que se realizan en el II Congreso Internacional de Salud Mental organizado por el Instituto Jalisciense de la Salud Mental (SALME), perteneciente a la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), que se llevará a cabo los días 10 y 11 del presente mes, el titular de Salud en el Estado, Jaime Agustín González Álvarez,  presentó una ponencia con el tema “Salud física y mental de los conductores del servicio del transporte público en la Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG)”.
 
Durante su presentación, dijo que el estado de salud de los trabajadores del volante, se ve afectado por situaciones como estrés provocado por el tráfico y ruido que rebasa los 90 decibeles, por lo que existe irritación de la corteza cerebral.
 
“Las condiciones a las que se enfrentan dichos trabajadores tienen que ver desde cómo esté el pavimento, ya que si llueve hay inundaciones, si se le suelta el niño a la mamá lo atropellan y el culpable es él. Parte de lo que ellos hacen es un trabajo que requiere muchas veces de un estado de automatización, no hemos logrado evolucionar a los sistemas que ya se han visto en otros países que dan mejores resultados, a los  cobros que tienen que ver con no intervenir el que va manejando y que no se distraiga en situaciones que se pueden eliminar”, dijo el funcionario.
 
Precisó que entre los años 1985 y 1988 se realizó un estudio en la Ciudad de México a 170 choferes, en donde los resultados arrojaron que el 45 por ciento sufría de trastornos neuropsiquiátricos, 16 por ciento algún grado de sordera, 21 por ciento hipertensión arterial, 28 por ciento miopía y el nueve por ciento eran diabéticos.
 
Álvarez González, informó que en Jalisco, en el año 2010, se realizó un diagnóstico en salud mental y lo que se encontró fue el 16 por ciento con problemas de ansiedad, 4.4 por ciento con depresión y 3.2 por ciento con alcoholismo.
 
Asimismo, informó que por instrucciones del Gobernador del Estado, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, se realizó un operativo en donde se trabajó en conjunto SSJ, Consejo Estatal para la Prevención de Accidentes (CEPAJ) y la Secretaría de Movilidad, en donde se les tomaron los signos vitales a los conductores y a quienes se encontraban mal se les derivaba con el médicos para su revisión.
 
“La salud física de los conductores del transporte público está afectada como consecuencia de su desempeño, ya que se ven obligados a doblar turnos y trabajar durante 16 horas, lo que representan afecciones a su salud”, señaló el funcionario.
 
Para este estudio se trabajó con tres mil  593 choferes de 179 rutas de los municipios de Zapopan, Guadalajara, Tonalá, Tlaquepaque, El Salto y Tlajomulco de Zúñiga, en donde se encontró que el 45 por ciento no cuidan su alimentación, el 47 por ciento consumen bebidas alcohólicas, 76 por ciento no realiza actividad física, 49 por ciento es hipertenso y muchos de ellos no lo sabían.
 
Asimismo, se encontró que del total de choferes 505 cuentan con un peso normal y 114 con sobrepeso, 806 tienen obesidad,  313 con obesidad tipo 2.
 
Finalmente, el secretario de Salud añadió que la recomendación es que los trabajadores del volante cuenten con un área para realizar actividad física, que tengan un área de descanso, que tengan un punto de referencia para que sepan quien los puede atender desde el punto de vista médico.

Referencias: 
SSJ
choferes
transporte público