Desde el momento en que tuvimos conocimiento de la detención, personal del área jurídica del Instituto Jalisciense de Ciencias Forense se puso en contacto con la Fiscalía del Estado para manifestar completa disposición a colaborar en el desarrollo de la investigación que se realice.

 

De igual manera, de forma paralela el Órgano Interno de Control, inició un proceso administrativo en contra de los señalados que permita determinar cómo es que se registraron los hechos y a partir de ahí deslindar responsabilidades.

 

Para el Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses es de suma importancia el esclarecimiento de estos hechos y que, en caso de confirmarse, el eventual daño patrimonial generado al instituto pueda resarcirse.

 

De igual manera, es trascendental determinar las responsabilidades administrativas que pudieran desprenderse de la investigación interna, para, además de aplicar las sanciones correspondientes, enviar un mensaje de que este tipo de prácticas no serán permitidas.