La carretera Autlán de Navarro-Villa Purificación-Chamela, es la obra más prometida desde hace casi un siglo por las autoridades estatales y que conectará de manera segura y más rápida (casi la mitad del tiempo desde Autlán) a la sierra y la costa jalisciense.
 
“Es espectacular lo que me encontré aquí, una obra de ingeniería impresionante. Estamos cruzando la sierra, donde se tuvieron que hacer terraplenes y cortes, incluso en el tramo más difícil que es el Cerro del Obispo y vamos a terminar este año como nos habíamos comprometido”, comentó el Gobernador de Jalisco al informar que la obra por fin es una realidad.
 
La carretera consta de dos carriles y varios puntos que contarán con un tercer carril que permitirá el rebase para que un vehículo pesado no bloquee el flujo de la carretera.
 
A esta carretera completamente nueva se suma la reconstrucción de la carretera Villa Purificación-Chamela que ejecutó el Plan Carretero estatal, con lo que se dejan atrás años de vialidades estatales destrozadas.
 
Cabe mencionar que gracias al diseño eficiente de su trazo solamente se requirió de un puente a lo largo de 34 kms completamente nuevos que beneficiarán a la Sierra de Amula y la Región Costa Sur.
 
Debido a la difícil topografía, con ocho frentes de trabajo, se tuvieron que realizar dinamitaciones por los bancos de piedra que se encontraban en la zona. Además se liberó el derecho de vía con negociaciones justas y transparentes con el ejido de Chiquihuitlán y otros propietarios que se localizaban en el trazo.

Referencias: 
Enrique Alfaro Ramírez
trabajos
carretera
Autlán-Villa Purificación