Ejemplos del antes y el después se pueden citar muchos, pero la realidad sobre la transformación de la infraestructura que mejoró la calidad de vida de las personas en todos los municipios de Jalisco es tangible y se puede comprobar en los sitios que el Gobierno de Estado ha intervenido con el arranque o conclusión de obras que estaban en el olvido, dando un giro a espacios deportivos, hospitalarios, viales, urbanos, culturales y carreteros.

 

Muestra de ello es la conclusión y puesta en operación del Hospital Regional de Cihuatlán que, sin estar terminado, ya contaba con una placa de inauguración del anterior gobierno, careciendo de insumos indispensables para la atención médica. Hoy tiene la capacidad de atender desde partos y otros servicios de primer contacto, el cual tuvo una inversión de 116.02 millones de pesos.

 

En Punta Perula, en La Huerta, en un espacio donde solo había tierra y hierba, se convirtió, con una inversión que supera los 100 mdp, en un sitio de atracción turística que permitirá la reactivación y el desarrollo de los habitantes, que todos los días buscan el sustento por medio de la prestación de servicios turísticos y pesca.

 

En la sierra occidental, en Mixtlán, los habitantes podrán trasladarse con mayor facilidad desde la cabecera municipal hasta las comunidades sin poner en riesgo su vida,   ya que fue terminada la renovación del puente vehicular Las Paredes, el cual estaba en pésimas condiciones, haciéndolo peligroso y casi intransitable para cruzarlo ante la crecida del caudal del Río Atenguillo. Tuvo una inversión de 15.5 mdp.

 

Asimismo, en Tonalá, en la unidad habitacional Loma Dorada, una terracería que se suponía era una unidad deportiva ahora cuenta con canchas, vestidores, aparatos de ejercicio, y hasta una alberca, dando la posibilidad a niñas, niños y jóvenes de contar con un espacio digno para el deporte.  

 

Otro caso de gran impacto para el desarrollo cultural fue la conclusión del Centro Cultural “José Rolón” en Zapotlán el Grande. De ser un elefante blanco abandonado, maloliente, descuidado y destruido en lo poco que tenía construido, hoy es un complejo ideal para presentaciones artísticas y la enseñanza de artes a niñas, niños y jóvenes locales.

 

Viajar a la Zona Norte era riesgoso por el mal estado de sus carreteras, sin embargo, la intervención del Gobierno del Estado fue profunda y de tener vías en mal estado que dificultaban la comunicación para el comercio y tránsito con los municipios más alejados de la capital del Estado, hoy tiene carreteras dignas, en excelente estado y totalmente transitables.

 

También en la zona Norte, que tiene uno de los paisajes carreteros más vistosos de Jalisco, el gobierno estatal renovó el mirador del gran venado wixárika, atractivo turístico que se encontraba en el abandono y sin mantenimiento.

 

“Refrendar nuestro compromiso de seguir para adelante, con los presidentes municipales nos hemos podido poner de acuerdo en las agendas de trabajo para sacar obras pendientes, no es fácil resolver tantos años de olvido y de abandono, de negligencia de autoridades, pero esto esfuerzo que hicimos estos tres años tiene que sostenerse los siguientes, y eso es a lo que venimos a comprometernos”, dijo el gobernador durante entrega de obras en la región Valles.

Referencias: 
abandono
espacios dignos
Gobierno de Jalisco
Infraestructura Deportiva
turística
hospitalaria
cultural y carretera