La Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente (Proepa) realizó una clausura parcial temporal a una granja porcícola ubicada en el municipio de Juanacatlán, por la inadecuada gestión y disposición final de sus residuos de manejo especial, incumpliendo con la norma ambiental vigente del Estado de Jalisco.

Durante la visita de inspección al lugar, personal de Proepa observó que los residuos de manejo especial como la cerdaza, era depositada directamente sobre el suelo natural en un predio colindante a la granja, lo cual podría ocasionar una posible contaminación de suelo y subsuelo por la infiltración de los referidos residuos.

Por lo antes expuesto y para evitar un posible daño ecológico en el lugar, se realizó la clausura parcial temporal con fundamento en el Artículo 144 Fracción I de la Ley Estatal de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente (LEEEPA), por lo que se procedió a la imposición de cinta delimitadora y sellos de clausura en el sitio.

Es necesario mencionar que la medida de seguridad permanecerá, hasta en tanto la persona responsable de la granja acredite contar con las medidas necesarias para evitar la contaminación y el correcto manejo y disposición de sus residuos, así como con las condicionantes que para el caso fueron impuestas por parte de la Proepa.

Referencias: 
Gobierno del Estado de Jalisco
Procuraduría Estatal de Protección al Ambiente
PROEPA
clausura