Pronunciado por: 
Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz
Fecha: 
Jueves, Enero 23, 2014

Cumpliendo con los protocolos pertinentes quiero darles la más cordial bienvenida a todos nuestros amigos y compañeros, presidentes municipales de Guadalajara, Ramiro Hernández García; de Zapopan Héctor Robles Peiro; de San Pedro Tlaquepaque, Alfredo Barba Mariscal, así como de Tonalá, Jorge Arana Arana.
 
Agradecerle por supuesto a Itzcóatl Tonatiuh Bravo Padilla, rector general de la Universidad de Guadalajara;  a Raúl Eduardo Quintanilla Romero, representante de asociaciones vecinales; a Juan Alonso Niño Cota, coordinador general del Consejo de Cámaras Industriales de Jalisco; a Roberto Dávalos López, secretario de Infraestructura y Obra Pública de Gobierno del Estado; María Magdalena Ruíz Mejía, secretaria de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial; Felipe Tito Lugo, director general de la Comisión Estatal de Agua; a Nicolás Orozco Ramírez, coordinador general de asesores, en representación de la Secretaría General de Gobierno; a Gerardo Castillo, director general jurídico, en representación de la Secretaría de Planeación Administración y Finanzas.
 
Quiero destacar la presencia y agradecer también el trabajo de los funcionarios de este organismo. Por supuesto, destacar y reconocer la participación de las organizaciones ciudadanas, organizaciones no gubernamentales, muchas gracias por su presencia.
 
Sabemos que el agua es un recurso vital insustituible, esto lo sabemos ya desde hace mucho tiempo. Sin embargo, no se ha trabajado con la misma dinámica y celeridad con la que se agotan éstos cuerpos de agua que disponemos.
 
Así como las reservas hídricas se van modificando de acuerdo a las condiciones climáticas y sociales, urge también que las políticas y reglas de los organismos pertinentes sigan evolucionando hacia su conservación y sobre todo, hacia un uso responsable.
 
Y cuando decimos responsable, hablamos de una responsabilidad integral que pueda integrar desde la conformación plural especializada como la que va a tener este organismo. Que se extienda a estudios certeros y proyectos viables y evidencie, por supuesto, una coordinación efectiva entre el organismo operador y las partes directivas.
 
Por eso será fundamental  el nuevo estatuto de este organismo que tendrá personalidad jurídica y patrimonio propio, pero sujeto a escrutinio público, como debió ser desde hace muchos años.
 
Así, estoy seguro, se hubieran evitado despilfarros y opacidad que han afectado a miles de ciudadanos. Ahora nuestro Gobierno tiene claro ese precedente y está actuando en una recomposición de este Sistema Intermunicipal para los Servicios de Agua Potable y Alcantarillado, de la cual forman parte todos los municipios y sectores sociales convocados a la Junta de Gobierno del Organismo Público Descentralizado.
 
Porque uno de los objetivos de este organismo, será la planeación y realización de infraestructura hidráulica bajo criterios específicos de regionalización, modernización y resultados eficientes de los servicios, llevando agua potable y alcantarillado a más municipios, hasta cubrir los ocho que conforman la Zona Metropolitana de Guadalajara.
 
Los procesos vinculados a los problemas de agua se unificarán a la par de la responsabilidad gubernamental, para tratarse de manera integral con una visión global que considere a la vez la dimensión técnica, financiera, operativa, social, humana y ambiental.
 
Esto nos asegurará que vamos a poder contar con agua los próximos 30 años y aumentará la capacidad de abastecimiento en un 60 por ciento, lo que contribuirá al desarrollo sostenible no solamente de la Zona Metropolitana, sino de las regiones colindantes de la capital de nuestro Estado.
 
Garantizamos así, también la realización de la presa derivadora y de bombeo El Purgatorio y una nueva planta potabilizadora que muestran la renovada visión de consenso entre los distintos niveles de Gobierno y sectores sociales respecto a la infraestructura hidráulica.
 
Porque como establece el decreto de creación de este organismo, publicado en el Periódico Oficial de Jalisco, el día 24 de diciembre pasado, entre sus obligaciones se hayan planear, estudiar, aprobar, conservar, mantener, rehabilitar, administrar y operar las obras y sistemas de agua potable, alcantarillado, tratamiento y disposición de aguas residuales, control de aguas pluviales, así como su reutilización y recirculación en los términos de las leyes estatales y federales en la materia.
 
Es decir, que las funciones del organismo no se deberán reducir solamente al cobro y administración de los recursos, sino que tienen que conformar una gestión eficiente e integral que marque una diferencia positiva en la calidad de vida y en el bienestar de las familias jaliscienses.
 
Los ciudadanos pueden tener certeza de que con este objetivo en mente, vamos a trabajar todos los involucrados en la Junta de Gobierno y el Consejo Técnico Ciudadano de Transparencia del organismo público descentralizado, para que ninguna decisión se tome con arbitrariedad o en perjuicio de sus derechos.
 
Desde los estudios para cualquier proyecto hasta las tarifas para el consumo de agua, será el denominador común el consenso y el beneficio colectivo, dejando de lado los intereses ajenos que tanto han perjudicado a este organismo y que en poco tiempo pasarán de la opacidad a ser un organismo ejemplar a nivel nacional.
 
Su modernización contemplará renovar la infraestructura física, reducir las fugas, acelerar la operación y monitoreo a distancia, fortalecer su carácter técnico certificando al personal operativo y reforzar la comunicación con campañas de concientización sobre el uso responsable del agua.
 
Además de la transparencia y la participación ciudadana real, mediante este Consejo Técnico Ciudadano y el uso racional de los recursos, se mejorará la recaudación y se va a recuperar la cartera vencida, con estrategias de comercialización de mayor calidad, lo que refleja el empeño real del personal de servicio técnico, operativo y administrativo.
 
Y que quede muy claro, en este proceso donde hemos aprendido, se va a respetar de manera clara los derechos de los trabajadores, así lo hemos dejado muy claro. Por todo esto, es una satisfacción para nuestro Gobierno dar el primer paso en la transformación intermunicipal a estatal del SIAPA como organismo descentralizado.
 
Y estoy seguro que con la coordinación entre las distintas secretarías, con los presidentes municipales y con los consejos integrantes de este organismo público, las iniciativas que generaremos se van a materializar en un servicio de agua potable y alcantarillado con mejoras claras y sobre todo haciendo más eficiente nuestro servicio.
 
Quiero decirles que es un compromiso vital que hemos adquirido con la visión, con la voluntad y disposición de los miembros de este consejo. Con la visión de esta transición, mi reconocimiento a los alcaldes de la Zona Metropolitana por esta visión de largo plazo. Donde este organismo no puede estar a los vaivenes de los tiempos políticos o electorales, donde este organismo debe tener una base fundamental con un escrutinio y fiscalización claro por parte de la ciudadanía, donde este organismo sea un ejemplo nacional de transparencia, donde se apliquen con claridad los recursos, donde se orienten para beneficio directo de las poblaciones de las colonias y de las personas.  
 
No podemos admitir una vez más fallas, omisiones o errores por falta de transparencia, por falta de abrir las puertas para que pueda fiscalizarse y revisar en dónde se están aplicando los recursos.
 
Puede haber fallas, como todos, somos humanos, pero por eso estamos invitando a técnicos, por eso estamos concentrando nuestra confianza en especialistas, para que este organismo pueda ser cada vez más eficiente, pueda atender mejorando los servicios, y pueda sobre todo, recuperar la confianza de los ciudadanos.
 
Enhorabuena, mis felicitaciones a nombre de todos los jaliscienses. Es una alta responsabilidad que tendremos y sabremos llevar a adelante.
 
Muchas gracias por su participación.