Pronunciado por: 
Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, Gobernador del Estado de Jalisco.
Fecha: 
Viernes, Octubre 5, 2018

Primeramente, agradecer la invitación. Un reconocimiento a la trayectoria, a la vida que ha consolidado nuestro estado en parte fundamental de nuestro país. No es sencillo que un diario, un medio de comunicación cumpla más de un siglo, no es casualidad el ejercicio democrático, de construcción, de avanzar y sobre todo de actualización y adaptación a los tiempos reales, como lo hace El Informador.

Por estos 101 años, Carlos, muchas felicidades; has sabido cumplir un legado de una familia que ha construido y ha sido porte de todas las transiciones de esta sociedad.

Hoy, en la formación, preparación de Juan Carlos, vemos un líder, un líder millenial, un líder que entiende los tiempos a los que debemos de adecuar nuestra circunstancia, y sobre todo como sociedad sumarnos a superar nuestros propios problemas y obstáculos; y los medios de comunicación, sobre todo en Jalisco, han sido parte fundamental en su crítica, en su análisis y en la construcción de la vida democrática de todos y cada uno de nosotros.

El día de hoy, quiero, además de señalar, los grandes logros que hemos tenido como sociedad, también referirme a los graves problemas y retos que tenemos como sociedad, de los cuales, El Informador ha sido promotor, impulsor, de consolidar una sociedad progresista, avante, con información veraz, oportuna y clara, porque es parte de esta sociedad, porque al Informador se le debe un gran sentido de pertenencia como tapatíos, como jaliscienses.

Los logros que se han manifestado han sido gracias a ustedes. Quién puede convocar una mesa como ésta, si no es Carlos Álvarez, quién puede testificar, atestiguar los procesos de cambio de manera permanente si no ha sido Carlos, El Informador.

Y hoy de manera corresponsables podemos hablar de Jalisco como líder en distintos rubros. Sí, hoy capital de la innovación, hoy líder en exportaciones, generación de  empleo, en el tema económico hemos avanzado bastante, turismo, hoy podemos ver una ciudad donde se vive el progreso día con día, hoy podemos ser testigos de la construcción y el liderazgo que se tiene.

Pero también, hoy, como todo el país, somos referente también con graves problemas de inseguridad. Testigos de lo que ha ocurrido con escenas de horror, terror en la indolencia e irresponsabilidad de funcionarios, en donde todos los que estamos al frente somos corresponsables.

Hemos actuado, pero esto nos llama poderosamente la atención para reflexionar hacia dónde vamos como sociedad. Si no controlamos nuestro presente, difícilmente podremos mejorar y construir nuestra historia. Si no traemos el futuro, lo diseñamos y lo resolvemos ahora, de manera corresponsable, incluyéndonos todos, difícilmente vamos a superar nuestros retos y nuestros problemas que cada vez de agravan más en materia de inseguridad.

Y hoy lo platicamos aquí en la mesa, decididos estamos a que cambiemos el modelo y éste tiene que ser un modelo que discutamos a nivel nacional. Difícilmente vamos a superar los gobiernos subnacionales o locales estos retos y problemas, si no repensamos la estrategia en regularizar, en legalizar algunas drogas, como la marihuana, para reorientar el gasto a temas de salud, prevención, adaptación, vamos a seguir construyendo en vez de clínicas, hospitales, más cárceles; en vez de tener a gente profesional, terapeutas, enfermeras, doctores, vamos a seguir teniendo más policías, armas, soldados, abogados y custodios.

Ha llegado el momento de hacer una reflexión porque muy pronto estaremos en un cambio, del cual El Informador ha sido testigo, y será testigo. Un cambio donde quiero decirle al Gobernador electo y a su equipo que tendrá toda la información a su alcance, además, de manera oportuna los análisis que se tienen, porque el reto que tenemos es muy grande.

Convoco a que estemos unidos en torno a nuestro futuro Gobernador, convoco a que la sociedad más que nunca supere sus diferencias, para estar en el tema que debe de llamarnos a la tranquilidad de nuestros hijos y de nuestras futuras generaciones, que es el de la seguridad. Hicimos muchas cosas a nuestro alcance, peros i el diseño federal te sigue orientando a seguir invirtiendo en armas, policías y una estrategia errónea, pues tendremos que impulsar la discusión a nivel nacional desde un estado como Jalisco.

Hoy, definitivamente, a pocos días de terminar mi gestión, lo único que quiero es que le vaya bien a Jalisco. Lo único que estoy dispuesto a hacer es aportar lo que pueda hacer como ciudadano y, por supuesto, a no dejar la experiencia a la deriva, sino aportar lo poco o mucho que podamos hacer para cambiar las cosas.

Creo que hay sensatez, hay experiencia y mucha claridad en quien eligió Jalisco para que sea el responsable del destino y coordine los esfuerzos de todos en los próximos años, a su equipo, a los presidentes municipales que acaban de tomar la responsabilidad, sumarnos también a esta difícil tarea que nos convoca a todos.

Si queremos seguir teniendo logros, tenemos que resolver este problema y este problema nos llama a que discutamos en todas las mesas y tengamos una agenda común que respalde a quien llevará a los destinos del Gobierno de Jalisco el próximo sexenio.

No me resta, sino seguir reconociendo la noble labor, el enorme esfuerzo de construcción de patria, de construcción de estado como lo ha hecho El Informador, como un equilibrio de poder, pero además también reconociendo, como lo dijo aquí Enrique, a un hombre que ha sido parte de la inclusión de este engranaje que genera cordialidad, armonía para a superar nuestros retos y problemas.

Difícil es a la tarea a la que nos dedicamos, tener una buena relación, pero hoy puedo decir que hay una gran relación de admiración, respeto y amistad con Carlos, con Juan Carlos y que desde donde estemos pues seguiremos impulsando el progreso, la transformación, el cambio permanente para que haya bienestar, para que haya progreso, para que no se caiga ningún rubro en nuestro estado y en donde hubiéramos omitido, cometido errores, siga progresando y ésta  sea una sociedad de bienestar, donde por fin alcancemos la felicidad deseada que todos como ciudadanos, como individuos, necesitamos en esta modernidad líquida, que se va más al corto plazo, sin ver una visión de mediana y de largo plazo.

Hoy creo que tenemos esta responsabilidad de aprovechar todos los cambios y todas las transiciones para ser mejores como sociedad y en eso, permanentemente, ha sido un factor de progreso El Informador.

Muchas felicidades por estos 101 años y que sigan cumpliendo muchos más.

Muchas gracias.