Pronunciado por: 
Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, Gobernador del Estado de Jalisco.
Fecha: 
Viernes, Agosto 24, 2018

Quiero darles la más cordial bienvenida, por supuesto al director general del Grupo Editorial Vallarta Opina y gran amigo, Luis Reyes Brambila, porque desde que me hizo llegar como presente libro, pues no cabe duda que debemos de admirar y reconocer a quien valora nuestro origen, nuestra historia, pero sobre todo a quien deja a la memoria las futuras generaciones, de quiénes somos y de dónde venimos. A José María Muría, muchas gracias, pues después de lo que dijo el doctor ya del libro Puerto Vallarta 100 años, pues ya no queda mucho que decir.

Pero no es el único motivo, son muchos más los que nos reúnen aquí. Agradecer la presencia de los gobernadores, Guillermo Cosío Vidaurri y Carlos Rivera Aceves, de gente prominente de Puerto Vallarta, no solamente originaria de Puerto Vallarta, sino una comunidad enorme de tapatíos, tapatías, y de todas las regiones del estado, muy bienvenidos.

Quiero agregar, que como lo dije, no se trataba del único motivo. Con esta presentación nos estamos sumando a una serie de actividades que se están llevando a cabo este año con motivo del Centenario de la Elevación como municipio de, sin duda, el puerto más hermoso de México.

Guadalajara, hay que decirlo, le debe mucho de lo que hoy es a Puerto Vallarta. Nosotros, no sólo se trata del lugar  al que la mayoría de quienes vivimos en la Zona Metropolitana corremos en cuanto tenemos la posibilidad de gozar de un fin de semana largo o de unas vacaciones, se trata del destino turístico más representativo de lo que somos en México. El destino de playa más mexicano, sin duda, y un motor económico que ha generado recursos para nuestro estado, y de uno de los destinos turísticos favoritos del público norteamericano, canadiense, y cada vez más de otras latitudes.

Con todo esto quiero decir en suma que Puerto Vallarta es la joya más preciada del estado, la niña de nuestros ojos, es el lugar de nuestra casa en el que nos sentimos más cómodos, ese rincón en el que podríamos pasarnos toda la vida, sin duda. Si lo entendemos así, no nos parecería extraño que miles y miles de jubilados norteamericanos y canadienses principalmente escojan a Puerto Vallarta como el lugar para pasar sus últimos días de su vida.

Cuarenta de estos cien años que tiene Puerto Vallarta como municipio, es el tiempo que tiene circulando en la costa  el periódico Vallarta Opina, el diario del interior del estado más longevo y sin duda, el más influyente.

Aquí hay otro motivo de celebración esta tarde, el reconocerle a Vallarta Opina y principalmente a su presidente fundador, Luis Reyes Brambila, el que durante estos cuarenta años se haya convertido en la principal tribuna del pueblo vallartense, en dar testimonios de todo los hechos acontecidos; pero más que eso, el no quedarse ahí, sino llevar a cabo un gran trabajo de recopilación para presentarlo en forma de libro. La importancia de la labor de Luis Reyes Brambila no se queda sólo en el hecho de mantener a flote un barco llamado Vallarta Opina durante cuarenta años, sino en preocuparse por preservar la memoria histórica de uno de los puertos más importantes de México.

Este libro pues, tenemos una recopilación histórica que tiene como principal valía que es contada, no por interpósita persona, sino por los propios protagonistas y los testigos presenciales. Si a Puerto Vallarta la gente lo ha hecho su entorno, esa gente, sobre todo, es la que precisamente es la protagonista y da su testimonio a través de cada una de las páginas de este documento. Y cuando lo exploramos, porque ya lo hice desde hace algunas semanas que me regaló el libro Luis Reyes, por supuesto no todo, pero alguno de ellos les aseguro que después del cinco de diciembre habré de tener mucho tiempo para checarlo todo puntualmente; pero cuando lo exploramos, decía, nos damos cuenta del gran protagonismo y protagonistas principales de hacer girar ese impulso económico y vibrante del estado, empresarios, empresarias de Guadalajara, de toda el Área Metropolitana de Guadalajara, alteños, y de las distintas regiones de este gran estado.

He ahí otra de las justificaciones de la razón de esta celebración, que ya anunciaba yo al principio como uno de los múltiples motivos de nuestra reunión. Mi reconocimiento a quienes han contribuido, no con su granito de arena, sino con su buena carga de ladrillos para la construcción de lo que es hoy Vallarta. Muchos de esos protagonistas están aquí presentes, bienvenidas, bienvenidos a su casa y la casa de todos los jaliscienses.

El libro Puerto Vallarta 100 Años viene a formar una parte esencial del mosaico de la memoria histórica de nuestro estado. Con permiso del doctor José María Muría, cronista general del estado de Jalisco, la labor desarrollada por Luis Reyes y su equipo de colaboradores es equivalente precisamente a la de un cronista. Han llevado a cabo un registro de los hechos, realizado por los protagonistas de esta historia llamada Puerto Vallarta, porque de un lugar podemos preservar sus edificios históricos, podemos volverlo Pueblo Mágico, podemos habitarlo, estar presentes siempre, pero ¿y la memoria histórica?

Y a través de lo que cuenta podemos conocer a los protagonistas y lo que vivieron para construir lo que hoy vivimos. Puerto Vallarta tiene una gran historia, grandes anécdotas y mucho que contar, y gran parte de ello se cuenta en este libro, que a partir de hoy deberá de ser consulta obligada, no solamente por parte de historiadores, sino incluso de los propios protagonistas o de sus descendientes.

Por ello, los invito a hacerse de un ejemplar, disfrutar de su lectura, de las imágenes, de esa gran remembranza de hombres y mujeres que construyeron lo que hoy es un deleite para disfrutar de nuestras vacaciones o de nuestro descanso.

Por ello, gracias al equipo comandado por Luis Reyes Brambila, por hacer posible este gran trabajo. Gracias en verdad a todas, a todos ustedes, por estar presentes, por darnos la oportunidad de que aquí en la capital tapatía podamos hablar de la joya de Jalisco. Pero sobre todo, a muchos de lo que hicieron posible este evento, como Rafael González Pimienta, quien ha sido un promotor permanente de Puerto Vallarta, quien sabe por qué. Y a muchas y muchos de ustedes.

Cuando nosotros acudimos a este pequeño rincón maravilloso nos hace sentirnos orgullosos de ser jaliscienses, orgullosos de pertenecer a esta tierra que tiene el sentido más grande de la mexicanidad, que debemos de albergar y dejarlo en memoria como precisamente lo ha hecho nuestro amigo, Luis Reyes Brambila.

Muchas felicidades y que sigan los éxitos. Que sigan más publicaciones, ya lo prometieron, ¿no?.