Pronunciado por: 
Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, Gobernador del Estado de Jalisco
Fecha: 
Miércoles, Agosto 22, 2018

Quiero decirles que estoy muy contento, como cada año. Es un honor y un gusto que los industriales de Jalisco reconozcan el liderazgo de sus pares, el liderazgo de quienes se convierten en un ejemplo; por ello, felicidades Daniel, felicidades al Consejo de Cámaras, agradecer la representación de Alejandro, te pido le envíes un saludo, por favor, al Secretario Idelfonso, que sabemos que está ya cerrando el Tratado de Libre Comercio, que esperamos sea de gran beneficio para los mexicanos.

Por supuesto agradecerle a los representantes de los poderes, a los representantes de las distintas cámaras, de los sindicatos, por supuesto agradecer al anfitrión, también aquí al Presidente Municipal, Pablo Lemus, a Don Ignacio. Y en especial, quiero referirme a uno de los galardonados, a un hombre visionario, sencillo, prudente, pero que siempre tiene una idea con visión social, una idea que a la par de impulsar la industria, que a la par de innovar en la empresa, está pensando siempre en su comunidad.

Por ello, quiero decirle que sí es, aunque él de manera muy humilde decía, ¿para qué un reconocimiento?, que sí, los jaliscienses estamos ávidos de reconocer el liderazgo, a la gente generosa, productiva, pero además con un gran talento como el de Don Manuel Romo, muchas felicidades Don Manuel por ser ejemplo. 

Como lo señalaba y diría Steve Jobs, “un hombre se distingue de sus seguidores por siempre estar innovando”. Y así lo hace don Manuel, no solamente en lo profesional, en lo industrial, sino en lo familiar. El tener siempre en una familia unida, que está aportando, solidaria, colaborativa y pensando de manera responsable por su comunidad, es un ejemplo para los jaliscienses.

Por ello en estos reconocimientos, muchas y muchos jóvenes emprendedores, seguro estoy que quisieran ser como usted, seguro estoy que quisieran llevar una vida de triunfos, de éxito en la medianía, en la humildad, pero siempre pensando por los demás.

Por ello, es una gran satisfacción que la Medalla al Mérito Industrial en su Trigésima octava edición recaiga en la persona y trayectoria de don Manuel Romo, así como la empresa que dirige desde hace décadas con gran éxito, no sólo comercial, sino de innovación y de responsabilidad social.

Su galardón representa una manera de éxito, de resultados y es un reconocimiento extendido a todo el sector agropecuario de Jalisco, que se ha destacado durante nuestro gobierno como el puntual crecimiento y liderazgo de nuestro estado a nivel nacional e internacional, como lo hemos señalado.

Este fue el sexenio del gigante agroalimentario, el sexenio del campo, donde Jalisco despertó de aquel letargo y abandono de décadas. Este fue el sexenio en el que se invirtió sin regateos en sanidad e inocuidad alimentaria, a través de casi mil millones de pesos. Pero cómo no hacerlo si vemos a líderes productores, si vemos a líderes que día con día se levantan generando empleo, generando bienestar a muchas familias de las distintas regiones de Jalisco, en este caso en la región de Los Altos.

Hoy, ya lo dijeron aquí, somos el empleo, líderes que más empleos ha generado con las menores tasas de desocupación registradas, con el mayor número de exportaciones, hoy crecimos siete punto seis por ciento con relación al año anterior; pero no se puede ver reflejado el avance, si esto no se ve en la calidad de vida de quienes menos tienen.

Hoy siendo Jalisco el estado que más mexicanos sacó de la pobreza, podemos ver que llevamos rumbo, que hay una ruta adecuada, que gracias a su liderazgo, a su innovación y a la confianza que hemos generado en conjunto, el ímpetu de investigadores, de empresarios, de emprendedores, la facilidad y el acceso que se da a mejores rendimientos en créditos, la orientación, la asesoría para que las nuevas empresas sigan teniendo éxito y larga vida. Dejamos atrás muchos de nuestros errores y muchos de nuestros tabúes. Hoy quiero decirlo, que en Jalisco nos estamos convirtiendo en la sociedad de podemos, pasamos de la sociedad del sí se puede, a la sociedad de podemos, de lo logramos, de tenemos resultados, pero falta mucho por hacer.

Hoy son tiempos, como diría mi filósofo preferido, Zygmunt Bauman, de modernidad líquida. Hoy lamentablemente el consumismo pragmático te lleva a otros estadíos sin razonar la vida, sin razonar el porqué venimos, sin razonar qué voy a hacer por los demás. Y cuando uno se refleja en líderes como Don Manuel Romo, y muchos y muchas de los galardonados el día de hoy, se da cuenta que hemos perdido una guía de valores, que hemos perdido el sentido del bien común, del colectivo social, que en el mundo virtual el individualismo nos ha alejado de nosotros mismos, que en la realidad hoy no queremos hablar con los extraños porque cada vez hay más desconfianza, que entre los mexicanos nos hemos alejado los unos de los otros. Hoy los centros o los mall, o las plazas públicas son los lugares más solos, donde el individuo manifiesta única y exclusivamente su ímpetu en el consumo, pero ha dejado de convivir  y de hacer de comunidad con los demás.

Hoy cada vez levantamos más bardas, más fraccionamientos privados, más cotos, y nos alejamos de la gente, ¿Dónde están los parques donde convivíamos todos independientemente de clases sociales? Sí, tenemos un problema y lo he recocido públicamente. Es un problema al cual no puede Jalisco estar abstracto, que es el de la violencia. Nos ha venido avasallando, pero hemos sido realistas con lo que vivimos.

He sido el primero en invitar, en incitar, en provocar el poder reducir la infiltración del crimen organizado en nuestras policías, en capacitar mejor a nuestros elementos, en compartir mejor la idea con los poderes judiciales para reducir la alta impunidad que vivimos. Me he ganado en mucho tiempo cítricas bien merecidas, exigencias, pero siempre hablando de frente. La única manera que logramos y lograremos salir adelante, es unidos como sociedad, debemos de revisar el problema en el origen.

Y como en otros foros lo he dicho, sí, a casi seis años de mi mandato, la experiencia me ha dejado grandes enseñanzas. No podemos seguir viendo la seguridad con una visión reduccionista, aislada de la realidad y el entorno en el que vivimos, tenemos que verla ya desde una visión de estado de salud, desde una visión de prevención y atención. ¿Y, por qué lo digo en este escenario? Permítanme señalarlo.

Hace poco tuvimos ya la muerte de una tragedia, de un problema de violencia, solamente vengo a decirles que en mi Gobierno me comprometí desde el primer día hasta el último, y en la mayoría de asuntos hemos tenido responsables y en el último no será la excepción.

Quiero decirles que para mantener el desarrollo y el crecimiento económico, el liderazgo que recuperamos a nivel nacional, trabajaré hasta el último día coordinado con las autoridades que vengan para evitar que se descompongan muchos lugares en la situación de inseguridad. Si bien hoy lo tenemos, es lamentable decirlo, hoy Jalisco, que es lamentable decirlo, está por debajo de la media nacional. Pero tenemos que seguir viéndolo de manera unida. Y es aquí, en este tipo de foros, donde yo quiero reconocerles a ustedes los industriales, los empresarios, que me han acompañado, que hemos hecho equipo, a los trabajadores que han estado también en una agenda productiva que está dando resultados.

Hoy es la capital de la innovación, el gigante agroalimentario, hoy es una ciudad de progreso, hoy podemos ver el progreso saliendo de aquí en el número de grúas que nos rodean. Pero qué pasa cuándo siguen muchos viviendo en el abandono y la marginación, qué pasa cuando hoy hay empleo, pero nos falta mejorar el ingreso del trabajador. Y aquí don Manuel hizo una invitación y con ese mensaje me quiero quedar, agradeciéndoles por la solidaridad y el trabajo en equipo que logramos durante estos seis años por Jalisco.

Y decirles que la única manera de seguir esta ruta es evitar, prevenir y conciliar en un modelo que dé resultados y no en intereses personales, de grupo, en estructuras políticas. Primero es Jalisco y México, que el bien personal de cualquier partido político, y en eso seguiremos luchando desde cualquier trinchera como ciudadano en beneficio de mi patria y de mi estado.

Y aquí lo dijo Don Manuel Romo, es momento que discutamos con los industriales, con los empresarios, con los patrones, porque Jalisco ha crecido su productividad, el rendimiento  de la productividad, pero no han crecido los salarios de nuestros trabajadores.

Esa es la meta queme propuse este año y espero que en la discusión de mesas podamos conciliar, donde la gente del Gobierno y el instrumento esté también a sus órdenes para que coincida, ya sea en capacitación, ya sea
que un fideicomiso llegue a beneficiar el bono de productividad; pero es momento de pensar en mejorar los ingresos de los trabajadores, mejoró la economía, mejoramos las empresas, ése es el siguiente reto que tenemos todos para vivir en una sociedad de bienestar, en una sociedad de equidad y de igualdad que nos llevará a ser un benefactor social, como lo hacen muchos de ustedes, líderes industriales.

Muchas gracias.