Pronunciado por: 
Jorge Aristóteles Sandoval Díaz, Gobernador del Estado de Jalisco
Fecha: 
Lunes, Agosto 6, 2018

Quiero darles la más cordial bienvenida a todas, a todos ustedes, decirles que desde el inicio de la administración hemos coincidido con su visión y sobre todo, hemos encontrado en la unión los mejores resultados para Jalisco.

Quiero agradecerle a los presentes, a Jaime sobre todo, por esta atención y dedicación que hemos incluido con Julio y por supuesto, Gabriel en la inclusión y en el entendimiento de poder sobre un diálogo tener los mejores resultados empujando más rápido, que a veces a lo que estamos acostumbrados; por supuesto agradecerles a Carlos, a David, a todos ustedes porque hemos venido realizando y haciendo equipo.

Hace diez o quince años, corría a otra velocidad, los avances del conocimiento tenían que sortear una enorme brecha económica y logística para llegar a nuestros países, y eso pues lo vivimos algunos, seguro que la mayoría de los que estamos de aquí para allá, tal vez todavía no te tocó, pero cuando era niño, ustedes saben, pues las películas que se estrenaban en los cines a veces tardaban hasta un año después de que  ya se habían estrenado en Estados Unidos, había que traer la consola más reciente o el televisor más moderno de otras naciones, y se acuerdan de la fayuca o del contrabando.

Pues eso nos tocó a nosotros, ustedes que lo viven pues se les hace común, pero no así para la mayoría de la gente que no entendemos la velocidad o la vertiginosidad con la que está avanzando la industria creativa o para tener acceso a la industria creativa.

Y nuestra meta no era, y no es, solamente tener empresas innovadoras sólo por tenerlas, sino que buscamos dinamizar la economía para poder reducir la brecha entre los que tienen mucho y los que no tienen nada. Debemos de lograr que Jalisco dejara de ser una entidad con mano de obra, para pasar a la mente de obra.

Hace cinco años, me gustaría provechar este evento para decirles y platicar también nuestra realidad, nuestro primer diagnóstico al iniciar la gestión mostró una entidad sumida en el letargo económico, inclusive en el default financiero y con índices de pobreza muy alta.

Sin embargo, encontramos también algo que podría resultar paradójico, en el Jalisco adormecido contaba con una sociedad pujante, ¿cuándo íbamos a pensar siquiera en algún tipo de convocatoria como la que hoy estamos lanzando? Antes ni nos imaginábamos que los medios digitales iban a convertirse en una verdadera industria creativa, es innegable que la cultura digital ha transformado nuestras vidas y se ha integrado en la economía y a los modos de producción, como ya ahorita lo comentó Gabriel con la economía naranja.

Hoy no hay duda de que aquellas sociedades en vez de desarrollo, pueden dar cabida a empresas que compitan con los grandes de la tecnología como Facebook. Jalisco es prueba palpable de esta nueva realidad, dinámica creativa e incansable, así como un sector competitivo, productivo, pujante, ansioso de recuperar el liderazgo perdido.

El reto era entonces despertar de ese letargo, para ello, nuestro principal aliado debería de ser la sociedad misma, entendimos que tendríamos que retomar y potenciar esa visión emprendedora, un poco quitándonos de en medio. Es decir, planteando un ejercicio de Gobierno diferente, ajeno a los protagonismos personales y con ganas de ser un verdadero facilitador y articulador de los esfuerzos, es por ello que propiciamos espacios para el encuentro de ideas, fomentamos la colaboración entre sectores académicos, creativos y productivos, y a la par implementamos una agenda agresiva de restitución de derechos y combate a la desigualdad con el fin de que el desarrollo económico fuera equitativo.

Con esta convocatoria, ponemos en la mesa un fondo para el desarrollo de las industrias creativas y de manera transparente, que llegue el apoyo a todos esos proyectos que necesitan el empuje de capital para que den los siguientes pasos. Como gobierno abierto, nuestro papel no es continuar con el paternalismo  que sólo ha propiciado políticas clientelares, por el contrario, nuestra visión es potenciar a las personas y a sus proyectos.

El concepto de industrias creativas implica también gestionarlas, hacerlas accesibles y sobre todo, invertir en ellas. Ya no queremos diferencias, ni queremos desigualdad, y es por lo que hacemos y por lo que hemos estado luchando, implementando políticas públicas y estrategias que nos lleven a combatirlos.

En el 2013 fuimos el primer estado que implementó una política de desarrollo en torno a las industrias culturales y creativas, nuestro trabajo ha sido el de cambiar una inercia de desarrollo que se centraba únicamente en la promoción, a un modelo de gestión sectorial que impulsa una visión desde la economía creativa y los datos que continuamente nos encontramos mientras vamos caminando, nos confirman que en materia económica hemos hecho las cosas bien.

Las industrias culturales creativas ganan presencia en la economía mundial y son un factor clave para el despegue de una nueva economía digital, son bienes estratégicos, crean millones de empleos e incrementan el atractivo de las ciudades. Según el primer mapa mundial de las industrias culturales creativas con datos del 2013, éstas generaron ingresos por más de 2.25 billones de dólares y dieron empleo a más de 29 millones de personas. 

Y en el caso de Jalisco, según MIDE, en lo que va del año se han invertido más de 329 millones de pesos en fondos concurrentes a las inversiones estatales en ciencia e innovación. Por eso debo decirles que con ustedes, Jalisco está  la vanguardia de esta revolución digital que toca y transforma cada aspecto de nuestras vidas. El mensaje más importante que quisimos enviar, con todo este empuje que hemos dado a las industrias creativas, es que la innovación es la clave para sacar adelante a nuestro país.

Hoy, a cinco años de comenzar juntos esta tarea titánica, nos convertimos en el único estado, de todos los que tendrán transición, con crecimiento económico sostenido. Según los últimos datos oficiales, somos el estado que más aportó al crecimiento de Producto Interno Bruto Nacional en el año 2016, pero lo que más me llena de orgullo es que hemos logrado reducir el desempleo y pobreza a niveles históricos, esto implica que hemos tenido un desarrollo económico incluyente, por eso es que puedo decir con orgullo que Jalisco ha puesto el ejemplo.

Es posible tener un desarrollo armónico, es posible abatir la pobreza al tiempo que se genera empleo, es posible, con el trabajo conjunto de sociedad civil y gobierno, lograr una visión más integral y solidaria, en la que entendamos que no solamente puede hablarse de crecimiento, no se puede entender el desarrollo de una comunidad  si no abraza a la comunidad en su conjunto, tan importante es detonar la productividad y fomentar la creatividad, como imprescindible es trabajar para los que menos tienen.

Hoy, no es coincidencia que se plantee cambiar el nombre de la SEDESOL por la Secretaría de Bienestar, eso créanme que lo celebro porque se trata de poner al centro de todas las políticas públicas a la persona, al individuo. Las buenas prácticas de nuestro estado han sido reconocidas ya por organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo o la OCDE y digo esto porque también aquí bien se dijo, a esto le debe de invertir el sector privado y no lo hace o es muy poco lo que está invirtiendo, pero si no ponemos el ejemplo, la confianza y el empuje desde el gobierno, con fondos que ahorita sí, parecieran ser pequeños, pero si no impulsamos esta dinámica, no van a creer el sector privado que esta es una gran industria, no va a creer que hay grandes retos y sobre todo, que pueda generar una aceleración económica incluyente que reduzca la brecha de desigualdad.

Por ello, quería aprovechar esta oportunidad para narrar cuál fue nuestra visión de bienestar, de bienestar subjetivo, de impulso al talento y a la confianza de las industrias creativas, su liderazgo, porque Jalisco ya ha puesto muestra de ejemplo de este tipo de fondos; que si bien, en algún momento se cayeron porque habíamos empezado muy acelerados, hoy tenemos que dejarlo y poco a poco seguirlo impulsando a que esto no tenga fin.

Hace cinco años recibimos un estado prácticamente en quiebra y juntos logramos no solamente salir del letargo, sino convertirnos en referente nacional y líderes en materia económica y de combate a la desigualdad. Hoy no tenemos excusas, además de imaginar, como dijera un atleta tapatío muy querido y destacado, “cosas chingonas”, éstas son las condiciones que estamos dando juntos para que se lleven a  cabo.

Por eso, estoy seguro que las industrias creativas seguirán aportando y siendo fundamentales en el futuro de nuestro estado, y por supuesto, de nuestro país. Así es de que de manera más transparente, confiemos en ustedes, estoy seguro que lo poco o mucho que entre, lo van a multiplicar y de esta economía la van a seguir haciendo muy atractiva, no solamente para que el sector público crea en ustedes, sino para que el sector privado empiece a invertir lo que se necesita para que nuestro talento destaque a nivel internacional.

Felicidades.