Pronunciado por: 
Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz
Fecha: 
Jueves, Junio 13, 2013

Muchas gracias, muy buenas tardes. Agradecer la presencia de todas y de todos ustedes en este evento tan significativo e importante para nuestro Gobierno.
 
Quiero agradecer la presencia de los señores rectores que nos acompañan el día de hoy; agradecer la presencia del doctor Juan de la Borbolla, rector de la Universidad Panamericana; agradecer a Pedro Rodríguez Gómez Limón, también rector de la Universidad Veracruz, muchas gracias; agradecerle a Héctor Raúl Pérez Gómez, director también de los Hospitales Civiles; agradecer la presencia del maestro Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos; a Luis Carlos Vega Pámanes, magistrado presidente del Supremo Tribunal de Justicia; a José Tomás Figueroa Padilla, presidente del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana; a David Pérez Rulfo, director de Corporativa de Fundaciones; a Américo Alatorre, presidente del Parlamento Ciudadano México; a Jorge Gutiérrez Reynaga, presidente del Instituto de Transparencia; a Gloria Judith Rojas Maldonado, delegada de Sedesol en Jalisco; agradecer a todos los secretarios, agradecer a Héctor Raúl Solís, también rector del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades; a Dante Jaime Haro Reyes también por su presencia; a miembros distinguidos de los diferentes medios de comunicación que nos acompañan, fundaciones, asociaciones civiles, ciudadanos en general, consejeros, regidores, diputados, representantes de distintos ayuntamientos, agradecerle por supuesto a Patricio, a Guillermo su presencia, porque para nosotros es muy importante que estemos reunidos aquí en un evento significativo para nuestro Gobierno, porque queremos tener una aplicación de políticas públicas sobre el seguimiento de una evaluación científica, con variables concretas, con análisis donde encontremos cómo se cristalizan los resultados y qué impacto tienen nuestras políticas públicas.
 
No es posible que acciones aisladas no revisemos cuál es el impacto; lo que más nos importa es que se cristalicen en beneficio de las familias que habitan en Jalisco, que por supuesto mejoremos los índices de calidad de vida, de prosperidad. Hoy veos en este diagnóstico qué lugar ocupamos en muchos rubros, que nos refieren el gran trabajo y los grandes retos que tenemos como Gobierno y sociedad.
 
En la administración que tengo el honor de encabezar sabemos de los grandes rezagos acumulados en gobiernos anteriores. Sabemos también que la inversión pública en obra pública y acciones sociales estaba prácticamente estancada, porque aquí lo vemos, que Jalisco está entre los tres estados que menos invierte en carreteras, infraestructura urbana, vivienda y fomento educativo.
 
En 2012 apenas se invirtieron 391 pesos por persona en infraestructura básica, mientras que la media nacional fue de mil 463 pesos. Por eso, en esta administración ya estamos trabajando en obras de gran trascendencia para atender los enormes rezagos en el abasto de agua, por ejemplo, de saneamiento y de desarrollo urbano. Una muestra de ello es el rediseño institucional del organismo intermunicipal operador de agua, el SIAPA.
 
Otro de los grandes temas olvidados en los últimos años es el de la educación. Jalisco es actualmente, como lo pudimos observar, la segunda entidad con mayor deserción escolar en secundaria. Más del 7 por ciento  de los alumnos que cursan los tres últimos años de educación básica abandonan sus estudios. Anualmente, 16 mil alumnos de este nivel dejan de estudiar.
 
Es por ello que estamos haciendo un gran esfuerzo para lograr que cada joven en Jalisco logre concluir sus estudios satisfactoriamente. Por ello, apoyar con transporte gratuito a los estudiantes representa la primera política de trascendencia para alcanzar este objetivo. Otra muestra de este esfuerzo es el programa de becas para estudiantes de la comunidad wixárika que presentamos esta misma semana.
 
Que quede claro que en Jalisco la educación debe de ser para todos. Por eso, no vamos a descansar hasta lograr que la deserción escolar en Jalisco deje de ser un freno para el desarrollo de nuestros niños y de nuestros jóvenes en el Estado.
 
Finalmente, ya no podemos ignorar a un sector de la población que por mucho tiempo ha sido marginado; me refiero a la población carcelaria de nuestra entidad.
 
Estamos convencidos de que la reinserción social y la prevención del delito son también unas de las formas de garantizar la seguridad y el bienestar de nuestra sociedad.
 
Lamentamos que actualmente Jalisco sea la segunda entidad con mayor sobrepoblación carcelaria del país. Las cárceles, en nuestro Estado, se encuentran hoy al 176 por ciento de su capacidad, lo que obstruye la readaptación social de las personas en situación de cárcel. Y lamentamos que el 51 por ciento sean jóvenes entre 19 y 29 años de edad.
 
El mejor síntoma de la justicia y la equidad de toda una sociedad es la plena protección de los derechos humanos de toda población. Hoy, por eso, la Fiscalía General del Estado busca establecer un modelo de seguridad ciudadana integral que refuerce las áreas de prevención del delito y de reinserción social. De igual forma, estamos trabajando junto con el Poder Judicial para lograr la implementación de los juicios orales. Como podemos ver, estamos todavía en la etapa de planeación, esto obliga a acelerar y a redoblar los esfuerzos para pronto tener un nuevo sistema en el nuevo modelo acusatorio penal para que sea efectivo.
 
Pero para ello debemos dotar de mayores herramientas a la investigación, a la policía ministerial, para ello debemos invertir en tecnología, en infraestructura, en capacitación, en formación.
 
Lo he dicho en uno y en muchos foros: los abogados, aquí, en Jalisco, por supuesto que han tenido una capacitación y formación desde el aula, por ejemplo en materia laboral, en todo lo que refiere a la oralidad, en este sentido podemos aprovechar nuestras capacidades, optimizar los recursos e iniciar con los juzgados, por ejemplo, en materia mercantil o civil, para que sean estos los que pongamos a prueba como plan piloto, para que cuando lleguemos a los delitos de alto impacto podamos tener ya un ejercicio en la práctica.
 
Necesitamos optimizar nuestros tiempos para inmediatamente superar el hecho de estar en la etapa de planeación y empezar en la etapa de operación. Ese es nuestro reto para 2014, lo hemos platicado con el presidente del Supremo Tribunal de Justicia.
 
Ésta es una reforma inaplazable que fue ignorada durante mucho tiempo, por eso he mencionado que éstas son algunas de las oportunidades que podemos identificar gracias a México Estatal. Este diagnóstico, más allá de alarmarnos, reafirma nuestra obligación de transformar un Jalisco con un potencial tan grande como son sus desafíos.
 
Sabemos que el reto es grande. Por eso asumimos la responsabilidad de transformar Jalisco en beneficio de nuestra gente. Pero no podemos avanzar con ideas aisladas, con una planeación que se queda en el corto plazo; necesitamos visiones de largo plazo, darle continuidad, sobrevaluación a los resultados que transformaron, que dieron buenas cuentas, que impactaron en un sector, focalizar nuestra política social. La dispersión ha sido uno de los graves problemas de los gobiernos y en este nuevo modelo de gestión pública nos va a servir este instrumento, donde vamos a ir con estándares inclusive internacionales para que se nos esté evaluando y que no sean los típicos informes de gobierno que digan cuántas obras hicieron, sino que se vea dónde impacto el beneficio que puede transformar una sociedad más solidaria, más unida, mejor organizada contra el delito, por ejemplo.
 
Hoy somos más que los delincuentes, pero están mejor organizados ellos; hoy somos más que cualquier individuo que quiera afectarnos a nuestra familia, a nuestro patrimonio o a nuestra persona, pero no estamos organizados, porque no hay un modelo donde se tenga confianza en el Estado y el Estado debe generar instrumentos evaluados, comprobados y entonces científicamente y de manera técnica que los abrace la comunidad, que el ciudadano sienta confianza y participe, se organice, colabore, denuncie y desde la comunidad más pequeña hasta la capital del Estado.
 
Por eso estamos cambiando la dinámica, el diseño en la forma de servir, en la forma de diseñar, planear, de  hacer una política distinta, inclusiva, plural, en donde tomemos en cuenta en un sentido de gobernanza real, en la toma de decisiones a los ciudadanos, a las organizaciones. Más allá de las fuerzas políticas que debemos estar concentrados en dar buenos resultados es cómo participamos en encontrar la fórmula para darlos y no hacer esfuerzos asilados.
 
Por eso agradezco mucho la presencia y la representación de PENUD, con el que queremos estar trabajando también para medir indicadores que combatan y avancen contra la pobreza y, por supuesto, del CIDE, un organismo identificado por su profesionalismo, su capacidad y sobre todo la transparencia de su trabajo.
 
Gracias a todos los presentes por su participación.