Pronunciado por: 
Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz
Fecha: 
Jueves, Junio 13, 2013

Muchas gracias, muy buenos días. Quiero agradecer la presencia de Lorena Jassibe Arriaga de Sandoval, presidenta del Sistema DIF Jalisco; de Salvador Rizo Castelo, secretario de Desarrollo e Integración Social; del maestro Felipe de Jesús Álvarez Cibrián, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco; y de Laura Hernández Gómez, presidenta del Sistema DIF Guadalajara, así como de todas las presidentas de DIF que nos acompañan. Muchas gracias por su presencia.
 
A los presidentes municipales, gracias también por su presencia. Quiero agradecer a Tlaquepaque, Alfredo Barba; a Tlajomulco, Ismael del Toro; a Tuxcueca y a otros municipios que también nos acompañan (están un poco dispersos…). Agradecerle a la diputada Bertha Yolanda Rodríguez, muchas gracias por su presencia (siempre es importante la presencia del Legislativo en estos eventos); al doctor Héctor Raúl Pérez Gómez, director del Hospital Civil de Guadalajara; a Néstor Aarón Orellana Téllez; a José Tomás Figueroa Padilla; a muchos presidentes de DIF y directores, directoras, asociaciones civiles y fundaciones. Me da mucho gusto hoy ver tanta presencia de asociaciones civiles, de fundaciones, porque ustedes son el motor, ustedes son los que impulsan una agenda progresista, moderna, misma que este Gobierno, que es un Gobierno abierto, que entiende pero sobre todo atiende las causas más justas y sobre todo una agenda progresista, llevaremos a buen término en este periodo, dándole continuidad a muchas de las acciones que ya se han venido realizando en anteriores administraciones.
 
Por eso quiero felicitar al Consejo de la Comisión Estatal para la Atención e Inclusión de Personas con Discapacidad por el inicio de esta nueva etapa para el organismo, que sin duda es y será uno de los aliados fundamentales de nuestro Gobierno en este gran proyecto por un Jalisco incluyente.
 
Un Gobierno incluyente es un Gobierno que hace a todos sus ciudadanos, sin excepción, partícipes del bienestar.
 
Una de las principales funciones de nuestro Gobierno –y una responsabilidad ineludible– es hacer que las oportunidades de desarrollo de todos los jaliscienses sean iguales.
 
El Gobierno debe igualar los fundamentales derechos que hacen la diferencia entre tener la oportunidad de tener una vida plena y estar destinado a morir en la pobreza y la exclusión. Ahí es donde el Estado debe entrar con infraestructura a mejorar las oportunidades, porque todos los jaliscienses tienen derecho a un piso mínimo del que puedan partir para tener una vida digna y próspera, y por tanto, es nuestra responsabilidad trabajar para crear y promover su sustento, su base fundamental.
 
Nuestro deber es aún mayor con quienes padecen alguna discapacidad o algún impedimento físico. Durante décadas y sexenios estas personas han sido víctimas del prejuicio, la discriminación y la falta de oportunidades que los han excluido crónica e impunemente. No sólo eso, sino que durante mucho tiempo los derechos de las personas con discapacidad han sido vistos como si se tratara de dádivas de los gobiernos y de la sociedad hacia las personas en inferioridad.
 
Por ejemplo, en la Zona Metropolitana de Guadalajara, sólo el 27 por ciento de la población considera que se respetan plenamente los derechos de las personas con discapacidad. Además de esto, de acuerdo con la encuesta de Conapred, la mayoría de las personas con discapacidad en esta zona metropolitana considera que sus principales problemas son el desempleo y la discriminación.
 
Ya es tiempo de reconocer los derechos que largamente se les han negado. Es tiempo de que se integren a la sociedad como los individuos plenos que son.
 
Dice un anónimo que “la peor discapacidad es no darse cuenta que todos somos iguales”. Tenemos derecho a las mismas oportunidades.
 
Debemos trabajar no sólo para garantizarles una vida plena y un ambiente acorde a sus necesidades, sino para quitar de la mente de las personas cualquier rastro de discriminación.
 
En este sentido, quiero agregar que la maestra Lorena Jassibe Arriaga de Sandoval trabajará en mancuerna con el COEDIS Jalisco desde DIF. Juntos, estoy seguro de que promoverán la eliminación de barreras culturales y sociales que viven las personas con discapacidad para que, a su vez, se establezcan las políticas públicas necesarias para su atención integral.
 
Estamos tomando ya acciones inmediatas y contundentes para subsanar la terrible deuda de inclusión que tenemos con quienes sufren alguna discapacidad.
 
El programa  Jalisco Incluyente estará conformado por las acciones y políticas que reconocerán la dignidad  y los derechos de las personas con discapacidad. Por medio de este programa y como primer paso, dotaremos de sillas de ruedas y aparatos auditivos a los jaliscienses que padezcan alguna discapacidad motriz o auditiva.
 
Nos enfocaremos principalmente en quienes, además de alguna discapacidad, tienen escasos recursos económicos. Debemos romper con el ciclo de pobreza que acompaña a la discapacidad que, de vuelta, genera mucha pobreza y mucha decepción.
 
Esto es sólo el principio de una política integral que transformará la situación de los jaliscienses con discapacidad. Pondremos en marcha un conjunto de políticas, acciones y reformas a impulsar, que transformarán la situación de los jaliscienses en estas circunstancias.
 
En primer lugar, hay que tomar en cuenta que las leyes son el fundamento de la convivencia social y en el caso de las personas con discapacidad, deben garantizar su inclusión y atención adecuada y permanente. Por ello, estaremos trabajando unidos con nuestros legisladores, para que de manera atenta y cordial revisemos nuestras leyes para eliminar de ellas cualquier elemento discriminatorio hacia las personas con discapacidad, como lo fue el muy conocido “Caso Jalisco”, una controversia constitucional que se desahogó en la Suprema Corte de Justicia de la Nación.
 
Por ello, próximamente estaremos presentando ante el Legislativo una iniciativa de reforma para garantizar los derechos políticos de las personas con discapacidad, los cuales deben ser ejercidos como los de cualquier otro ciudadano.
 
La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, impulsada y firmada por México, servirá como base de las políticas de inclusión. De esta manera, trabajaremos para hacer realidad el refrán de esa Convención, que dice: “Nada de las personas con discapacidad, sin las personas con discapacidad”.
 
En el rubro de desarrollo social, estamos trabajando en el diseño e implementación de un padrón estatal de personas con discapacidad que nos dé certeza y eficiencia en el manejo de nuestra política social.
 
Además de esto, implementaremos la Unidad de Valoración para emitir certificados de discapacidad, como lo marca la ley. Esta unidad contará con las herramientas necesarias para evaluar debidamente todos y cada uno de los casos.
 
Ya también estamos diseñando un modelo integral de inclusión educativa para los niños con discapacidad de cualquier tipo, que contempla, de inicio, cuatro acciones para que su situación no sea un impedimento para un pleno desarrollo académico: Uno, proporcionaremos libros en sistema Braille, audio y macrotipos a los niños con discapacidad visual que les ayudarán a mejorar sustancialmente su desempeño escolar. Dos, revisaremos el modelo de inclusión para que los niños con discapacidad intelectual cuenten con una educación adecuada y sobre todo un mejor desarrollo y aprovechamiento de sus capacidades, y trabajaremos de la mano con los profesionales para que su formación constituya la base firme de un futuro digno de nuestro niños. Tres, construiremos infraestructura para la accesibilidad en todas las escuelas; que ningún impedimento físico sea motivo para privar a un niño jalisciense de su derecho a una educación con calidad. Y cuatro, los niños con discapacidad auditiva contarán con las herramientas y el personal necesarios para un pleno desarrollo académico, esto, por supuesto, incluye intérpretes de lengua de señas mexicana.
 
En cuanto al empleo, trabajaremos con los empresarios y las mismas personas con discapacidad para garantizar la inclusión laboral y que ésta, a la brevedad, sea una realidad. Combatiremos la discriminación laboral hacia ellos y promoveremos la proliferación de empleos de todos los niveles y competencias para que su situación se vea como un elemento secundario e, inclusive, como un fortalecedor de su compromiso y ética laboral.
 
Asimismo, generaremos mecanismos e infraestructura para la inclusión de las personas con discapacidad en todos los espacios públicos,  en las oficinas de gobierno de los tres poderes, en el transporte público y también vamos a buscar que el sector privado haga su parte en ese sentido.
 
También, como ha anunciado la presidenta del Sistema DIF Jalisco, Lorena Jassibe, este año realizaremos jornadas de preparación en lenguaje de señas y sensibilización para atender a personas con discapacidad.
 
Tendremos los puentes necesarios entre todos nuestros jaliscienses, para que la discapacidad no sea un obstáculo para la comunicación.
 
Impulsaremos nuevamente el deporte adaptado en Jalisco, para seguir siendo punta de lanza a nivel nacional en el aporte de atletas paralímpicos de alto rendimiento, como lo fueron ahora los ganadores, a quienes hago un merecido reconocimiento por traernos un campeonato más a todos los jaliscienses.
 
Por ello vamos a revisar la accesibilidad de nuestros centros deportivos, con el fin de que todos puedan disfrutar de los mismos en igualdad de condiciones.
 
Ésta es una administración de puertas abiertas y comprometida con abatir los rezagos en materia de igualdad e inclusión de los jaliscienses en cualquier circunstancia.
 
Jalisco es de todos y para todos, y por ello trabajaremos de la mano y a través de COEDIS Jalisco, para que la política social sea también un igualador de oportunidades.
 
Impulsaremos todas estas acciones en pro de un bienestar social de las personas con discapacidad, trabajando siempre por ustedes.
 
Enhorabuena al nuevo consejo del COEDIS Jalisco. Muchas felicidades y atiendan al 100 por ciento su responsabilidad, que no estarán solos.