Pronunciado por: 
Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz
Fecha: 
Martes, Junio 11, 2013

Muchas gracias, en verdad estoy muy contento de estar aquí con ustedes. Ya teníamos tiempo queriendo venir a escucharlos, a atender sus peticiones, a atender sus necesidades, porque así nos comprometimos con ustedes. Ustedes creyeron en nosotros y ahora llegó el momento de que nosotros les demos resultados a ustedes. Gracias por su confianza y vamos a estar con ustedes trabajando.
 
Quiero agradecer a todos su presencia y en especial a los gobernadores tradicionales wixárikas de Santa Catarina, San Andrés, San Sebastián y San Miguel. Gracias a la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles, así como a Nuvia Mayorga, que nos acompaña. Gracias por su anfitrionía y saludo a todos los presidentes municipales de esta importante región de la zona norte de Jalisco, representados en la figura de Álvaro Madera, que sabe que vamos a estar haciendo equipo y trabajando intensamente en beneficio de ustedes.
 
Agradecer también al diputado Hugo Daniel Gaeta; a la delegada de la Secretaría de Desarrollo Social en Jalisco, Gloria Judith Rojas Maldonado; al secretario de Desarrollo e Integración Social, Salvador Rizo, y a todas nuestras autoridades tradicionales, jóvenes estudiantes que nos acompañan de las distintas escuelas, de la preparatoria del módulo de Mezquitic, de la secundaria Moctezuma, Pueblo Nuevo, a todas las escuelas, en especial a todos los niños que están aquí presentes, a los que hoy les vamos a dar un buen anuncio.
 
Gracias por darnos la bienvenida a este territorio que durante muchas generaciones ustedes han protegido como una tierra sagrada. Muchas gracias a toda su gente que día con día trabaja conservando sus usos, sus costumbres, sus tradiciones.
 
Amigas y amigos: la historia del pueblo wixárika es la historia de la esperanza por la tierra. Durante cientos de años, el pueblo wixárika ha habitado este territorio con la convicción de que preservar las raíces de esta tierra es la forma para mantener vivos los mitos y los símbolos que conforman la historia de sus antepasados.
 
Hemos venido a la tierra donde habita la nación wixárika. No venimos a cruzar una frontera entre dos mundos. Hoy venimos a lograr que la única frontera entre nosotros sea la del respeto mutuo, porque estamos convencidos de que juntos podemos forjar una alianza que nos permita trabajar unidos por el bienestar del pueblo wixárika.
 
El hambre y las carencias no pueden mantenerse como una realidad para estas comunidades. Por eso, desde el Gobierno Federal que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto hasta los distintos niveles de gobierno, estatal, locales y tradicionales, todos nos hemos unido en el objetivo de erradicar el hambre, combatir la pobreza en todas sus formas y favorecer el desarrollo de nuestras comunidades indígenas.
 
Escuchamos con atención que hay hambre de justicia, que hay hambre de que lleguen los proyectos, los programas, los apoyos. Con todo el respeto se escucha al pueblo wixárika.
 
Hoy estamos aquí reunidos representantes de todos los ámbitos de gobierno para unirnos en el objetivo de que el bienestar alcance a cada ciudadano. México somos todos. Jalisco somos todos. Y la esperanza de que cada hombre y mujer tenga la posibilidad de salir adelante no distingue idiomas, tradiciones y territorios.
 
Hoy venimos a promover el desarrollo para nuestras comunidades indígenas a través de nuestra gente, en especial a través de nuestros jóvenes.
 
Confiamos en que la educación es la base para que cada joven wixárika pueda tener una educación que le permita una mejor calidad de vida para sí mismo y para su comunidad.
 
Hoy depositamos nuestra confianza en los estudiantes wixárikas como una forma de sembrar una esperanza que nos permita cosechar un futuro de bienestar para sus comunidades. Por esta razón, el programa de becas que hoy inauguramos proporcionará 50 becas educativas a los jóvenes de las comunidades wixárikas que el día de hoy nos acompañan.
 
Estos 50 jóvenes contarán con un apoyo económico que les permitirá concluir la preparatoria y la universidad sin que tengan que preocuparse por la falta de recursos.
 
Esta beca es un reconocimiento a su esfuerzo a prueba de obstáculos y un estímulo para que sigan estudiando. Estamos conscientes de las enormes adversidades que ustedes han tenido que pasar a lo largo de sus estudios.
 
Este programa buscará garantizar que esas condiciones mejoren para que ustedes puedan día con día formarse mejor para contribuir a preparar a futuras generaciones de estudiantes wixárikas.
 
Porque ustedes son la gran esperanza de sus comunidades, ustedes combinan la riqueza del conocimiento wixárika con la preparación técnica y científica que permitirá traer mayores oportunidades para ustedes, para sus familias y para sus comunidades.
 
El programa que hoy presentamos busca dar a ustedes las mejores herramientas para que se conviertan en motores permanentes de cambio para sus comunidades, siempre conservando sus tradiciones.
 
Hoy comenzamos con ustedes, pero no descansaremos hasta generar mejores oportunidades de desarrollo para los jóvenes indígenas de todo el Estado.
 
En el Gobierno del Estado, todos los estudiantes tendrán siempre un aliado en su esfuerzo por salir adelante.
 
Por este motivo, también puedo anunciar la creación del Programa de Apoyo a la Educación, que lograremos mediante una política de austeridad para beneficio de los niños y las niñas de nuestro Estado.
 
Mediante el 10 por ciento del salario de todos los funcionarios de primer nivel creamos un fondo por un compromiso con ustedes: que el dinero del pueblo se iba a invertir en el pueblo y por eso llegamos y eliminamos todo lo que fuera gasolina, viajes, teléfonos celulares, comidas en restaurantes y le bajamos el sueldo a los funcionarios de primer nivel para que ese dinero se vea reflejado en beneficio de nuestros jóvenes y de nuestro pueblo.
 
Porque queremos que en esta administración ni un solo niño, desde la escuela hasta la universidad, se vea en la necesidad de dejar sus estudios porque no tiene dinero. Nosotros debemos atender esto, porque queremos una sociedad más solidaria, más justa, más igualitaria, con más oportunidades.
 
Estamos convencidos entonces de que la educación es fundamental para sentar las bases de una estrategia de bienestar integral para todos los ciudadanos, en todas las regiones. Como lo dijimos, que no haya ciudadanos de primera y de segunda, que no todo se siga invirtiendo en la zona metropolitana, porque para nosotros solamente hay ciudadanos de primera y así vamos a atender en la zona norte a todos, como ciudadanos de primera.
 
Hoy reconocemos la dignidad y la riqueza de la cultura, de las tradiciones del pueblo wixárika, pero también nos permitimos unirnos con ustedes en la esperanza del amor por la tierra. Nos unimos con ustedes para trabajar por dar mejores oportunidades de crecimiento a nuestros jóvenes y a nuestras familias. Nos unimos a ustedes para construir un futuro de bienestar para las comunidades indígenas y para todos los habitantes de nuestro Estado.
 
No me resta sino agradecer su atención. Porque desde el Gobierno encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto, con este Programa de Cruzada contra el Hambre que dirige la secretaria Rosario Robles, estén seguros de que estaremos siempre muy unidos y no habrá inversión, no habrá programa, no habrá obra de infraestructura que primero no esté consensuada con el pueblo wixárika y con sus autoridades.