Pronunciado por: 
Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz
Fecha: 
Sábado, Junio 1, 2013

Muy buenos días, quiero agradecer la anfitrionía reconocer la figura del Vicealmirante, Carlos Miguel Salazar Ramonet, comandante de la Octava Zona Militar; quiero agradecer también al presidente municipal de Puerto Vallarta, Ramón Demetrio Guerrero Martínez por su invitación y anfitrionía; a Homero Romero Amaral, presidente municipal de Cabo Corrientes; a Roberto López Aispuro, capitán de Marina de Puerto Vallarta, a Rafael Jácome Oropeza, capitán de puerto de Nuevo Vallarta; Fernando Barba Becerra, delegado de la Capitanía de Puerto de la Cruz de Huanacaxtle, Nayarit.
 
Así como a todos los distinguidos miembros del presídium, invitados especiales, a todos los asistentes, ciudadanos que nos acompañan; a todas las niñas y niños que el día de hoy aquí están en un evento conmemorativo  de reconocimiento a hombres y mujeres con gran convicción y un gran sentido de pertenencia y defensa a nuestra patria.
 
Es un gran honor estar aquí con ustedes para conmemorar el día de la marina, esta celebración representa un merecido reconocimiento a una de las instituciones que han protegido y salvaguardado nuestra soberanía a lo largo de la historia de México.
 
Hace 71 años se estableció el Día de la Marina como un día para recordar la labor de los hombres y mujeres que diariamente sirven a nuestro País en sus mares. Desde aquel tiempo, junio de 1917 en que el capital Rafael Izaguirre Castañares, zarpó en el vapor Tabasco, los mexicanos hemos asumido con lealtad y patriotismo el deber constitucional de proteger y salvaguardar nuestra soberanía marítima.
 
Este día de conmemoración nos invita también a reconocer a los marinos mexicanos que perdieron su vida en el hundimiento del Potrero del Llano y de la Faja de Oro en el lejano año de 1942. En aquellos días se escribió para nuestro País uno de los capítulos más tristes de nuestra historia militar, aunque también este acontecimiento comprobó que la valentía de nuestras fuerzas armadas permitirá siempre a México salir adelante ante la adversidad. El heroísmo de esa generación de marinos ha quedado marcado en la posteridad como un ejemplo para las generaciones futuras.
 
 
Es responsabilidad de cada marino desempeñar su labor con el mismo valor, lealtad y servicio que aquellas tropas que tan noblemente sirvieron a nuestra patria.
 
Estos valores son, y seguirán siendo la base con que los mexicanos y mexicanas debemos trabajar para el engrandecimiento de nuestro País. La labor de la Marina enaltece a México en cada uno de nuestros bastos océanos.
 
Hoy nuestro país homenajea la labor y la entrega de cada uno de los hombres y mujeres que conforman esta gran institución. A lo largo de su historia la Marina Nacional ha sido muestra de que el correcto funcionamiento de las instituciones nos fortalece y engrandece como sociedad. En cada uno de sus múltiples labores éstos valerosos ciudadanos y ciudadanas vindican y renuevan el pacto que une a todos los mexicanos en la construcción de una sociedad democrática y generosa.
 
Hoy más que nunca, es tiempo de reconocer la labor de cada marino que sale a las calles también para proteger la integridad de los ciudadanos frente a la inseguridad y la delincuencia.
 
Tampoco podemos olvidarnos de aquellos miembros de las fuerzas navales que han arriesgado sus vidas por aquellos mexicanos que han sufrido el azote de los desastres naturales, ni queremos ignorar la labor de aquellos hombres y mujeres valerosos que salvaguardan con compromiso y responsabilidad la riqueza ecológica de nuestros mares.
 
La Marina Nacional es, para todos los gobiernos, una de las grandes aliadas en la búsqueda del bienestar a los ciudadanos. Juntos trabajamos para sentar las bases de una sociedad pacífica, democrática y de bienestar.
 
Hoy más que nunca, reconocemos la labor de nuestros marinos y refrendamos el compromiso conjunto por el que buscamos que México y Jalisco sean, tanto en tierra como en mar, la esperanza de un mejor porvenir para nuestras futuras generaciones.
 
Muchas gracias y mi reconocimiento a todas y a todos ustedes.