Pronunciado por: 
Gobernador de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval Díaz
Fecha: 
Domingo, Mayo 12, 2013

 
Muchas gracias. Muy buenos días. Quiero decirles que estoy en verdad muy contento de venir, a dos días de esta celebración del día de la madre, a venir a festejarlas, muchas felicidades a todas las mamás, las abuelas. Porque para nosotros quiero decirles que el Día de la Madre no solamente tiene que ser recordado en una fecha.
 
Debemos ser sensibles ante el reconocimiento de las mujeres que han dado todo por vivir mejor.  Ante las mujeres que luchan día con día para formar a sus hijos, para construir un mejor  futuro, para construir una mejor sociedad.  
 
Por eso, el tenerlas aquí reunidas es altamente significativo para nosotros. El que estemos aquí y agradeciéndole la anfitrionía a nuestro amigo el presidente municipal, Héctor Robles; a nuestro amigo el presidente municipal, Ramiro Hernández; a nuestros amigos senadores, diputados federales, diputados, diputadas locales, nuestras mamás que nos acompañan.
 
Es decirles que en el estado estamos unidos trabajando por beneficio de la mujer jalisciense, es decirles que para nosotros es una prioridad tener a la mujer en nuestra agenda. Sabemos de la gran diversidad, pero sobre todo que en esa diversidad que se tienen los grandes obstáculos que tienen que superar día con día.
 
Entendemos cómo muchas de ustedes, cuando salen sus hijos o sus esposos o su familia, se quedan preocupadas pensando que regresen con bien y esa es una tarea fundamental del Estado y de quienes estamos aquí, garantizar la seguridad.
 
Amanecemos, a veces días con noticias trágicas, como la de ayer, donde un par de personas, seguramente que no estaban bien, atacaron a un grupo de jóvenes que iban a acampar en una región.  Pero debo decirles que no va a quedar impune ningún asunto donde se daña a nuestra gente, y sobre todo, a gente inocente. Vamos a ir por ellos, de entrada vamos a informar ya tenemos a uno y vamos por el otro y todo el peso de la ley va a caer sobre la gente que siga violentado el estado de derecho y siga generándonos problemas de inseguridad.
 
Pero para eso debemos de estar muy unidos, para eso debemos trabajar desde el seno de la familia  y ¿dónde está el núcleo de la formación de nuestros hijos? En la familia.
 
Pero si el Estado no genera alternativas a las  mujeres para que salgan adelante, para que tengan un empleo, para que además de llevarle el sustento a sus hijos, les den oportunidad de prepararse y accesar a educarse, para que después puedan encontrar un trabajo, entonces no habremos de estar cumpliendo con nuestros objetivos y estar defendiendo las causas que nos exigen las madres y las mujeres de Jalisco.
 
Necesitamos dotarnos de herramientas, de infraestructura que generen oportunidades y que muchos de los jóvenes no se vean frustrados y terminen en las garras de la delincuencia organizada o de las drogas porque tocaron puertas y ninguna se les abrió.
 
Tenemos que abrir puertas, tenemos que darles oportunidades a nuestros jóvenes, a nuestros hijos, para que entonces nuestras madres y nuestras mujeres puedan vivir en paz y puedan vivir felices, esa es la lucha de este gobierno y vamos a seguir trabajando por generar mejores condiciones.
 
Así como ejemplos de nuestra mamá, quien nos acompaña Irma Mora, indígena mazahua o de nuestra mamá, Martha Elena Arce, también de Guadalajara que tiene una profesión, que atiende a su gente y que no deja de luchar y trabajar, así como ellas y como el ejemplo que vimos, hay una historia detrás de cada una de ustedes. Por eso hoy vamos a presentar parte de las acciones concretas de una política de integración social, no una política de dádivas, ni asistencialista o populista, una política que las dote de herramientas para que quien no tenga oportunidad se prepare, tenga una oportunidad, encuentre un empleo, tenga mejores ingresos y así pueda mantener mejor a sus hijos y a su familia.
 
Y quisiera dar algunos datos, si me lo permiten, por eso pedí que si nos podían poner un pódium, para de manera exacta decirles cuáles son algunas de las acciones que empezamos a emprender en el Gobierno de Jalisco, coordinado con los ayuntamientos, con las demás instituciones y por supuesto pidiendo siempre el respaldo de nuestros diputados, de nuestros legisladores para impulsar leyes más justas, más equitativas que impulsen y protejan a la mujer.
 
Ustedes saben que las mujeres representan más de la mitad de habitantes de Jalisco, muchas de ellas han sido o serán madres, por lo que cualquier acción en beneficio de los jaliscienses no puede dejarlas directamente sin ser una prioridad.
 
La estructura social común ya no se basa en el hombre, sabemos que ahora trabaja mamá y papá. Saben ustedes que las mujeres que conforman el 40 por ciento de la población, económicamente activa en el estado, recibe el 30 por ciento de menos ingreso que los hombres. Cómo podemos avanzar en la calidad de vida de los jaliscienses si no garantizamos la equidad en la remuneración y condiciones favorables de trabajo entre hombre y mujer. Sobre todo cuando una de cada cuatro familias se sostiene con el salario sólo de la mamá, sus responsabilidades públicas se han incrementado conforme la sociedad lo ha venido impulsando, pero falta que la sociedad les retribuya a ustedes mamás las múltiples tareas que desempeñan y que sean con éxito.
 
Yo estoy convencido de que el bienestar familiar de nuestro Estado comienza con la atención integral de la mujer, desde que son hijas hasta que se convierten en abuelas y nunca es tarde para emprender este cuidado.
 
La visión que se necesita para emprender políticas públicas de gobierno debe ser con base en diagnósticos exhaustivos y que repercutan en sectores específicos de la población femenina, sobre todo la más vulnerada.
 
El bienestar que queremos se conforma por distintas dimensiones como la emocional, la física, la laboral, la social, la medioambiental o cultural, y hay que construirlo desde varias perspectivas que complementen y abonen a nuestro objetivo: hacer de Jalisco un estado donde la felicidad abarque el mayor número de familias posibles.
 
Comencemos por garantizar la salud sexual y reproductiva de la mujer jalisciense, con una atención que disminuya la maternidad adolescente, pero sobre todo que promueva el cuidado en esta etapa cuando es consciente y ésta se asuma con responsabilidad.
 
Evitemos que el embarazo sea un obstáculo, que el embarazo termine con los problemas para la inserción laboral, que convertirse en madre sea un proyecto de vida, no un interruptor del proyecto de vida. Los hijos del futuro merecen tener mamás sanas y felices, por eso trabajamos ya para implementar un programa de becas educativas para mujeres embarazas, a través de la Secretaría de Educación, que invertirá  5 millones 934 mil pesos en el programa Promajoven, que beneficiará a 903 mujeres, que no dejen sus estudios, que la mujer que tenga un embarazo en la adolescencia, primero hay que evitarlo, pero después impulsarla  para que siga adelante y no interrumpa su ciclo de vida y pueda tener éxito y formar mejor a sus hijos y su familia.
 
Por parte del Instituto Jalisciense de la Mujer, como parte del acuerdo Jalisco Camina Hacia la Igualdad, capacitará al interior y exterior del gobierno a los encargados de diseñar las políticas públicas y presupuestos con perspectiva de género.
 
Intensificaremos las campañas de prevención y acompañamiento para las mujeres que padecen cáncer de mama y por eso, en colaboración  con el Gobierno Federal, la Secretaría de Salud Jalisco instalará cinco digitalizadores de imagen que se colocarán en las unidades de mastografía analógica que se encuentran en regiones marginadas donde no hay médicos radiólogos. Queremos llegar hasta el último ejido, hasta el último municipio  para poder atender a la mamá y para sobre todo atenderla con prevención.             
 
Estos digitalizadores enviarán la imagen analógica para que pueda ser leída e interpretada rápidamente, para no perder tiempo en el tratamiento de los pacientes lo que ayudará a seguir salvando muchas vidas de nuestras mujeres jaliscienses.
 
Se iniciará también un laboratorio de patología para el manejo de enfermedad benigna de mama y también una posada, es decir, un albergue para mujeres con embarazo de alto riesgo, donde se reciban pacientes con cáncer de mama y cervicouterino que vengan del interior del estado y no tengan donde hospedarse en la Zona Metropolitana.
 
Asimismo se está trabajando en un tema urgente como lo es la erradicación de la violencia en todas sus formas contra las mujeres, por esto se armonizarán algunas leyes como la ley del Instituto Jalisciense de la Mujer, la Ley de Acceso a las Mujeres a una Vida sin Violencia,  la creación del Reglamento a la Ley Estatal para la Igualdad entre Hombres y Mujeres, y trabajaremos en crear la Ley Contra la Discriminación. Esto por supuesto en coordinación con nuestros legisladores de todo el estado.
 
Se va a impartir un diplomado en protocolo de delitos de feminicidio, violación y desaparición de personas, dirigido a ministerios públicos para agilizar el protocolo de los feminicidos.
 
Ahora la violencia ha alcanzado a la mujer, hoy el crimen organizado, el narcotráfico contra quien está atentando es contra el eslabón más débil, contra la mujer. Por eso debemos de estar unidos, coordinados con estrategias claras para prevenir este tipo de delitos.
 
También la Secretaría de Desarrollo e Integración Social cuenta con 50 millones de pesos que destinarán a un programa de apoyo de pago de guarderías, destinado a mujeres jefas de familia.
 
Si impulsamos reformas laborales que concilien los entornos familiar y laboral de las mujeres trabajadoras, como el pago de guarderías, horas de lactancia y permisos por enfermedad de los hijos, las mamás de Jalisco verán retribuida una parte de lo que como sociedad y como gobierno les debemos.
 
Es grande el desafío, pero sabemos que lo debemos de afrontar con conocimiento, con responsabilidad, pero sobre todo atendiendo el eslabón más claro de la sociedad que es la célula familiar, y hoy la familia ha cambiado en muchas formas.
 
Hoy muchas mujeres tienen que salir adelante, cuando después de tantos años, a veces muchos de los hombres las abandonan  o las dejan porque tienen que ir a trabajar, y luego muchos de ellos ya no regresan o simplemente porque llega un divorcio, hoy los divorcios están creciendo.
 
Por eso a esa mujer, que muchas de ellas dedicaron toda su vida a formar a sus hijos, hay que ir, darles una oportunidad, darles un apoyo. Que puedan tener un pequeño negocio, abrir su pequeño negocio y después tener mejores ingresos.
 
Vamos a ir a  apoyar a la mujer, decididamente porque creemos en ustedes, porque sabemos que mujer es sinónimo de resultados, de honestidad, de trabajo, por eso queremos impulsar a la mujer para construir una mejor sociedad y poder entonces encontrar la paz y la tranquilidad  que tanto anhelamos.
 
Posteriormente, en la semana de Desarrollo e Inclusión Social, daremos a conocer toda la política pública de apoyo a mujeres jefas de familia; a mujeres en la apertura de un negocio, pero hoy quisimos anunciar unas de las que se implementarán en los próximos días.
 
Felicidades, enhorabuena y que la sigan pasando muy bien, gracias por su tiempo.