Nacimiento y defunción: 
(1902 - 1955)
Género: 
Mujer
Actividad: 
Plástica

 
Los primeros años de la vida de esta talentosa artista, los pasó en la pacífica existencia de San Juan de los Lagos, donde nació en 1902. De su ciudad natal absorbió los colores y costumbres que la caracterizarían a lo largo de su vida y que plasmaría en la mayor parte de su obra. Años después su familia se vio en la necesidad de trasladarse a Saltillo, Coahuila, donde residiría por muchos años y donde comenzó a estudiar en el Ateneo Fuente (Ramírez Gea). Casada en 1917 radicó en la capital de la República desde 1923. En 1927 ingreso a la Academia de San Carlos, donde estudió un año. Tuvo por maestros a Germán Gedovius y a Manuel Toussaint, pero la influencia más profunda la recibió de Rufino Tamayo. Realizó su primera exposición en 1929, apoyada por Diego Rivera, quien hizo los comentarios escritos para presentarla. Al año siguiente llevo al Art Center de Nueva York una muestra que comprendía retratos, paisajes y estudios, siendo la primera mujer mexicana que expuso en Estados Unidos. Talentosa artista plástica jalisciense que el tiempo ha colocado junto con Frida Khalo en la cúspide de la pintura femenil mexicana. Vivió en diferentes puntos de la República, donde participó en diferentes movimientos pictóricos y fue rechazada por otros. Sus biógrafos suponen que asistió a la Academia de Rubén Herrera, debido a la sólida formación que demostró.

En 1936 llegó a México el poeta francés y teórico del surrealismo Antonin Artaud, el cual se sintió cautivado por la pintura de Izquierdo a la que calificó de "sincera, espontánea, primitiva e inquietante". Gracias a su influencia logró María exponer en París.

Durante el resto de su vida continuó aliada con Tamayo en contra del monopolio discriminador de los muralistas.

De acuerdo con los recopiladores del libro "Veinte siglos de Jalisco en la pintura", la obra de María Izquierdo, que en sus inicios fue catalogada como primitiva por algunos críticos, se caracterizó en su mayor parte por la temática popular mexicanista en sus elementos conceptuales, pero con un discurso moderno en su tratamiento formal y estético. Su propuesta plástica presenta dos vertientes que conformaron sus vivencias y emociones. Sus pinturas, inspiradas en el folclore y en los tipos nacionales, derivan a veces en el surrealismo; tienen un carácter popular y un estilo primitivo logrados,  basados en sencillez, vigorosas líneas y colorido brillante. Su abundante producción está compuesta por óleos, acuarelas, dibujos, xilografías y aguafuertes. Expuso en los más importantes museos y galerías de México, Nueva York, Buffalo, Hollywood, San Francisco, Santiago de Chile, Guatemala, Panamá, Brasil, Lima, La paz, Río de Janeiro, Bombay, París y Tokio. Existen cuadros suyos en museos y colecciones privadas de gran importancia tanto en México como en el extranjero. En 1964, Año de las Artes Plásticas de Jalisco, fue la única mujer cuyo nombre quedo inscrito junto al de otros 17 artistas en el muro del monumento a José Clemente Orozco en la ciudad de Guadalajara. Tamayo le enseñó el uso de la acuarela y el aguazo. Son notables sus retratos y escenas de circo de provincia. Desde 1935 enseñó en la Escuela de Artes Plásticas de la SEP y formó parte de la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios. Fue miembro fundador de la Casa de Artistas de América.

En 1948 padeció un ataque de hemiplejía que le paralizó la mitad de su cuerpo. Sólo su determinación y voluntad la hicieron volver a pintar, pero lamentablemente sin alcanzar su antiguo nivel. Murió en la Ciudad de México en 1955.

Fuentes: 
Ramírez Gea, Juana María. "María Izquierdo Talento femenino en la plástica" en Jaliscienses del Siglo XX, Suplemento Especial del periódico El Occidental. Agosto 5 de 1999. Rogelio Álvarez, José (director). Enciclopedia de México, México: Enciclopedia de México S.A., 1977, T. 7, P. 380-381.