Nacimiento y defunción: 
1889-1972
Género: 
Hombre
Actividad: 
Promoción Social

El 30 de enero de 1889 en la casa de la Calle Ocampo 231, en la ciudad de Guadalajara, vio la primera luz, quien se convertiría en el primer cardenal mexicano. José Mariano Garibi Rivera fue el tercer hijo de Miguel Garibi Reyes y Joaquina Rivera Robledo.

 El matrimonio Garibi Rivera se dedicaba al comercio e inculcaba a sus hijos una formación cristiana. A los 4 años de edad el pequeño José Mariano sufrió la muerte de su padre, sin embargo su infancia fue como la de los otros niños, jugando balero y trompo.

 José Garibi cursó su instrucción primaria en los colegios del Señor San José y de la Santísima Trinidad, afianzando su instrucción cristiana. El 18 de octubre de 1900, ingresó al Seminario Conciliar, cuando contaba con once años de edad. Seis años en el seminario lo impulsaron para ingresar al convento franciscano de Zapopan, un año bastó con los franciscanos para que decidiera regresar al Conciliar. En 1908 recibió sus primeras órdenes, en 1911, las órdenes de subdiaconado, y un año después, el 25 de febrero, fue ungido como sacerdote por el cuarto arzobispo de Guadalajara, José de Jesús Ortíz, en la Iglesia de Nuestra Señora de la Soledad.

 Jesús Ortíz observaba las aptitudes de Garibi por aprender, y decidió enviarlo a Roma para que estudiara en la Universidad Gregoriana, donde recibió los títulos de doctor en teología y bachiller en derecho canónico.

 Totatiche fue el primer destino del padre Garibi, donde desempeñó el cargo de subprefecto del seminario establecido. Allí permaneció de 1916 a 1917. En 1924 le encomendaron la que sería su más grande obra, la construcción del Templo Expiatorio.

 Francisco Orozco y Jiménez, "el arzobispo invencible", fue encaminando a Garibi en diferentes puestos hasta nombrarlo obispo auxiliar con derecho a sucesión en 1934. Al fallecer el arzobispo, las responsabilidades de la arquidiócesis recayeron en Garibi, quien recibió la imposición del palio el 12 de agosto de 1936 de don Ignacio Plasencia, obispo de Zacatecas.

 El día 14 de noviembre de 1958 recibió una carta con el sello papal, en ella le anunciaban su nuevo nombramiento. El sumo pontífice hizo pública la designación de 23 nuevos cardenales latinoamericanos. Ya como cardenal, pidió que del 1o. de  octubre al 12 de octubre del siguiente año fuera nombrado el Año Mariano. Aficionado al deporte del balón pie, instituyó el día del futbolista y nombró a la Virgen de Zapopan la patrona de los futbolistas.

 Entre las últimas empresas que Garibi emprendió se encuentra la construcción del Colegio Mexicano, que se inauguró en 1967, año en que se realizó su último viaje a la sede papal, esta vez para presentar su renuncia por haber cumplido la edad de 75 años. La renuncia fue aceptada dos años después. Murió el 27 de mayo de 1972 en el hospital de la Santísima Trinidad de la ciudad de Guadalajara.

Fuentes: 
Castellanos Pinzón, María de la O y Arturo Curiel (Coordinadores) Jalisco en el siglo XX, Perfiles, Guadalajara: Universidad de Guadalajara, Consejo Consultivo de Cátedras Empresariales, ACUDE, Gobierno del Estado de Jalisco, 1999,pp.92-100.