Silueta
Nacimiento y defunción: 
1898-1991
Género: 
Hombre
Actividad: 
Ciencias

Amante del mundo natural, Pablo Gonzalo Franco de la Torre dedicó su vida a adquirir y transmitir las bondades de la naturaleza y del conocimiento científico. Nació el 26 de enero de 1898 en Tequila, Jalisco. Sus padres fueron el señor Julio Franco y la señora María Máxima de la Torre. Sus hermanos fueron Concepción, Carmen y Guillermina. Creció en un ambiente familiar de costumbres muy arraigadas. Solían tener reuniones familiares cada fin de semana en la casa de su hermano mayor. Pasó su niñez en Tequila y después se trasladó a Guadalajara.

 Cursó sus estudios profesionales en la Universidad de Guadalajara, se tituló como Químico Farmacobiólogo y después se dedicó al estudio de la Geología, la Astronomía y la Meteorología.

 Pablo Gonzalo Franco de la Torre era hogareño, ordenado, muy disciplinado, apacible, firme en sus decisiones y sumamente inteligente. Le apasionaba la lectura y se acercaba a toda clase de conocimientos; sabía historia, geografía, botánica, español, gramática, astronomía, en fin, conocía lo suficiente para cada tema de conversación, gracias a la amplia cultura que adquirió a través de años dedicados al estudio. Era un autodidacto e insistía en que los demás se acercaran al conocimiento, era común oírle decir: "estudien, estudien".

 Acostumbraba pasar horas en "La cabaña", una habitación de su casa donde tenía sus libros y colecciones de arenas y piedras. Adoraba las plantas, las frutas, todo lo que le hablara de naturaleza. Su ideal siempre fue conocer. Disfrutaba pasar el tiempo con su familia, leer y pasear en las afueras de la ciudad.

 Fue fundador de la Sociedad Botánica, director del Instituto Astronómico, director de la Facultad de Agricultura, director de la Facultad de Astronomía y Meteorología y director del Departamento de Compras de la Universidad de Guadalajara. En esa misma institución laboró como docente con cátedras de Agricultura, Botánica y Astronomía, entre otras. Su apego a la naturaleza lo llevó a organizar expediciones a la Zona del Silencio a la que asistían científicos como Luz María Villareal de Puga y Enrique Farah.

 Se casó con Emma Silva de Franco, quien le dio todo su apoyo y fue madre de sus cuatro hijos: Bertha Inés, María Cecilia, Pablo y José Eduardo. Entre sus contados amigos estaban el doctor Enrique Estrada Faudón y el doctor Roberto Mendiola Orta. Prefería evitar lugares en los que se acumulara mucha gente, por eso se excusaba de asistir a eventos públicos, cursos o conferencias. Las personas que mantuvieron un contacto más cercano con él fueron su esposa, sus hijos y su nieta Cecilia Schoeneck Franco, quien siempre fue muy apegada a su abuelo.

 Se retiró de la docencia en las diversas instituciones que daba clases, entre los 75 y los 80 años de edad. Vivió sus últimos años en su casa y murió acompañado de su familia el 9 de agosto de 1991 en Guadalajara, ciudad a la que entregó su sabiduría.

Fuentes: 
Entrevista realizada a la señora Cecilia Scoeneck Franco el 5 de enero de 2001.