Nacimiento y defunción: 
1879-1963
Género: 
Hombre
Actividad: 
Promoción Cultural

Fundador de Librerías Font, Leopoldo Font Riudor nació el 13 de febrero de 1879 en la ciudad de México, donde vivió hasta su juventud para después seguir a su padre por España y Argentina. Vino a Guadalajara para trabajar con su tío en la librería La Enseñanza. Después salió de ahí y se unió a Manuel Velasco con el que fundó, en 1908, la librería Font y Velasco, S. en C., en el número doce de la avenida Colón.

 En Guadalajara conoció a Josefa Hernández de origen catalán, con quien tuvo tres hijos. En los siguientes años, a causa de los tiempos difíciles de la revolución se trasladó a España donde instaló a su esposa y a sus dos primeros hijos, él viajó a Argentina a trabajar para una empresa estadounidense como viajero y cuando tuvo el dinero suficiente pudo costear el viaje de su familia a Argentina, ahí nació el tercero de sus hijos. También en ese país se enteró de la muerte de su socio Velasco y en 1918 regresó a Guadalajara y cambió el nombre del negocio a Librería de Leopoldo Font.

 La librería fue adquiriendo distinción por las novedades traídas de España, Francia, Inglaterra, Argentina, Uruguay, Chile, Italia, Alemania y Estados Unidos. Pronto se fue convirtiendo en una especie de ateneo donde intelectuales de diversas opiniones sociales, económicas y políticas se reunían jueves y sábados por la tarde a discutir sobre las novedades que llegaban a la librería y sobre temas de cultura en general. Se juntaban en la parte posterior de la librería, en una especie de salón con una serie de bancas. Eran reuniones abiertas a las que asistían, poetas, escritores, políticos, catedráticos, religiosos; en general, pensadores con diversas creencias unidos por la cultura.

 De los asistentes se pueden recordar nombres como Jorge Delorme, Arnulfo Villaseñor, Fernando Banda, Juan Salazar, Campos Kundhardt, Agustín Basave, Agustín Yáñez, Enrique Díaz de león, Antonio Gómez Robledo, Juan José Arreola, Efraín González Luna, José González Rubio, Lorenzo Martínez Negrete, Emilio Robles León, Cornejo Franco y Luis Medrano, entre otros. Las sesiones terminaron poco a poco, cuando los concurrentes dejaron de asistir, el tiempo los hizo desaparecer.

 Leopoldo Font Riudor tenía amistad con todos los que se acercaban a él, en la librería todos eran bienvenidos. Con los clientes tenía una relación muy franca. Sus lecturas personales eran de todos los temas para aumentar su cultura y poder orientar al público cuando lo solicitara. Tenía su escritorio a la vista del público, eso le permitía ver quien entraba e inmediatamente salía a saludar, lo que le trajo mucha simpatía con la clientela.

 Le gustaba la vida de hogar, tenía una casa por la calle Belisario Domínguez y una huerta grande donde también había teatro. Ahí se reunían familiares y amigos a representar obras teatrales y zarzuela. En ellas Leopoldo Font trabajaba como director o actor. En una ocasión, en el año 1920, el gobernador del Estado les pidió representar una puesta en escena en el teatro Degollado para una obra de beneficencia y a pesar del nerviosismo por presentarse ante un público extraño, el evento fue un éxito, el teatro se llenó y se obtuvo el dinero necesario.

 Leopoldo Font Riudor era un hombre con una cultura muy amplia, tenía un carácter tranquilo, apacible, no utilizaba el regaño hacía sus empleados porque lo consideraba una humillación y hacía los clientes siempre tuvo una actitud cordial. Murió el cuatro de agosto de 1963.
 

Fuentes: 
Mata Torres, Ramón. Personajes Ilustres de Jalisco, Guadalajara: Ayuntamiento de Guadalajara, Cámara Nacional de Comercio de Guadalajara, 1978. Cámara Nacional de Comercio de Guadalajara, Gaceta Mercantil, Guadalajara, septiembre de 1989. Entrevista realizada con Leopoldo Font Hernández el 15 de diciembre de 2000 por Rosa Noemí Moreno Ramos.