Silueta
Nacimiento y defunción: 
(1881 - 1957)
Género: 
Hombre
Actividad: 
Artesanía

 
Descendiente de una familia de trabajadores del vidrio, Odilón Ávalos Razo, nació en Puebla en 1881. Vino a Guadalajara atraído por el desarrollo económico e industrial que caracterizó a la ciudad en las últimas décadas del porfiriato, especialmente durante los gobiernos de Ramón Corona y Luis C. Curiel. Odilón fue el introductor de una industria que hoy es representativa de las artesanías de Tlaquepaque, Jalisco, la industria del vidrio soplado, traída a Guadalajara en 1903, por este artista del vidrio.

Ya en Guadalajara inició su taller frente al jardín de Analco, y más tarde lo trasladó a la calle de Catalán, actual Avenida Revolución. Una de las aficiones de Odilón era crear piezas extraordinarias y fantásticas. Sin embargo, durante años rara vez trascendió al público algunas de sus obras, pues solían modelarlas en privado y colocarlas luego en los anaqueles de un cuarto alto que mantenía cerrado, casi en secreto, a donde acostumbraba ir, tal vez, para admirar él mismo la belleza de su creación.

En el año de 1954, el Gobierno del Estado de Jalisco, otorgó a Don Odilón Ávalos, el máximo galardón con que se rinde homenaje y se consagra a los artistas: "El Premio Jalisco". Aun cuando este estímulo de su estado de adopción, se le otorgó tiempo después de los reconocimientos que recibió en las ferias de Nueva York y Sevilla. En esta última, recibió una felicitación muy especial del rey Alfonso XIII. Odilón Ávalos murió en Guadalajara en 1957, después de haber enriquecido la artesanía de Jalisco con la belleza de las formas y el colorido de la artesanía del vidrio soplado. La actual artesanía del vidrio soplado de Tlaquepaque, enriquecida años después por Jaime Camarata Molas, cuando creó el famoso vidrio soplado de color rojo, tiene su origen en esa fantasía de color y aire que una vez salió de las manos y la boca de Odilón Ávalos en su taller de Analco.

Fuentes: 
Mata Torres, Ramón. Personajes ilustres de Jalisco. Guadalajara, Ayuntamiento de Guadalajara, 1978, p. 305.