Silueta
Nacimiento y defunción: 
(1891- 1970)
Género: 
Mujer
Actividad: 
Filantropía

 
Su espíritu altruista la llevó a fundar -entre otras instituciones- el Instituto para la Capacitación del Niño Ciego, en Guadalajara, Jalisco. Guadalupe Ulloa de Saborio nació en esta ciudad el 10 de agosto de 1891. Sus padres fuerón Don Eustacio Ulloa y Rosita Ortiz, quienes procrearón diez hijos. Guadalupe se casó con Don Vicente Saborío el 16 de abril de 1917 a la edad de 25 años. De esta unión nacierón siete hijos, Guadalupe, Josefina, Vicente, David, Javier, Gerardo y Guadalupe.

Guadalupe era una mujer muy católica, fue presidenta de las Misiones Católicas del Sagrario Metropolitano. Con un espíritu siempre dispuesto a servir y enemiga del exhibicionismo.

Estudio la preparatoria en el Liceo para Señoritas de Guadalajara. Compartió con su esposo el deseo de servir a la niñez desvalida, y con su comprensión y apoyo, funda el 12 de diciembre de 1938, la Casa de la Divina Providencia, ubicada en la calle de Pedro Loza número 131. Ésta institución funcionó como guardería y en ella se brindó asistencia a niños de ambos sexos que eran hijos de empleadas domesticas y que estudiaban la primaria. No fue esta su obra más importante. En una ocasión Guadalupe de Saborío caminando por la calle observo a un niño que hurgaba en la basura algo de comer. Sorprendida, se dio cuenta que el niño, era ciego. Ese hecho la llevo a tomar una importante decisión: Funda el Instituto para la Capacitación del Niño Ciego (1940). El instituto se ubicó primero en la calle Pedro Loza número 139; después en 1956 se cambio a sus actuales instalaciones de la calle Ireneo Paz número 385. Bajo el mando y la atinada guía de la Señora Ulloa de Saborio, la Institución fue dirigida con honestidad y entrega, valores que han sido los cimientos de su trayectoria.

En el año de 1970, la Señora Guadalupe Saborío de Iglesias hija de la Señora Guadalupe Ulloa de Saborío, asumió la Dirección General del Instituto. De entonces a la fecha. El instituto de capacitación del niño Ciego ha sido reconocido por sus logros a nivel mundial, en países como Alemania. España y Francia. Desde su origen, los valores de la institución han permanecido inalterables: amor, energía, perseverancia y capacidad; ya que han logrado edificar sus bases sobre cimientos más fuertes. Ello ha creado una sólida formación humana y académica, tanto en sus alumnos como en las familias de estos. El instituto guarda una historia, como una huella dejada por dos vidas, unidas por la satisfacción de ayer y hoy, en un solo compromiso, llevar la luz al ciego y la palabra al sordo.

El espíritu humanitario de Guadalupe Ulloa la lleva a fundar en 1947, la Escuela de la Niña Obrera, un internado para niñas de escasos recursos donde se impartían, estudios de secundaria y comercio. Esta institución fue entregada posteriormente a las Madres Guadalupanas por Guadalupe Ulloa de Saborío. En 1955, fundó otra institución más en unión con su hija del mismo nombre: el Centro Educativo para Niños Sordos, ubicado en la calle de Pedro Loza número 139. Esta institución pasó a ser dependencia del Instituto de Protección a la Infancia, (I.P.I.) el 22 de septiembre de 1970 y actualmente se denomina Instituto de Comunicación Humana. En el año de 1960 ayudada por el Club de Leones de Guadalajara, funda el Colegio de la niña Ciega, donde se impartía educación primaria. Mismo que cerró sus puertas en 1967, por falta de recursos para apoyar a los niños ciegos. En 1965 funda una escuela denominada "El Perro Guía", misma que estuvo ubicada en la calle número 56 casa número 321, en el Sector Reforma, ahí se entrenaban perros para que sirvieran de guía para los invidentes en su desplazamiento. Sin embargo, la escuela fue cerrada en 1983 por la poca demanda, y el alto costo de mantenimiento y prohibición por parte del transporte público en el traslado de invidentes con perros guías. La filosofía de vida de la Señora Guadalupe de Saborío fue ayudar a los semejantes para contribuir a la gran tarea de formar una colectividad que entregue un poco de su esfuerzo en bien del necesitado. Esta magnánima mujer falleció el 18 de marzo de 1970 en Guadalajara, Jalisco.

Fuentes: 
Información proporcionada por Guadalupe Ulloa de Iglesias. Comité de Promotoras Sociales Voluntarias del Instituto Mexicano del Seguro Social; Instituto de Capacitación del Niño Ciego.