Fotografía de Francisco Ruiz Sánchez
Nacimiento y defunción: 
1914 - 1965
Género: 
Hombre
Actividad: 
Ciencias

Científico e investigador incansable, el doctor Francisco Ruiz Sánchez nació en la ciudad de Guadalajara el 5 de febrero de 1914. Fueron sus padres Amado Ruiz Jiménez y Esther Sánchez Valencia. Fue el segundo de una familia de ocho hermanos, cuatro hombres y cuatro mujeres: Josefina, Francisco, Estela, Roberto, Carolina, Amado y Alicia. Su padre, oriundo de Etzatlán, Jalisco, vino muy joven a Guadalajara y empezó con una fábrica de calzado.
 
Su madre supo inculcar a sus hijos la importancia del estudio, la lectura y la gran afición por la vida del campo.
 
Entre 1919 y 1925 Francisco Ruíz hizo sus estudios de primaria y secundaria en escuelas oficiales de su ciudad natal. La preparatoria la cursó en la Escuela Preparatoria de Jalisco de 1925 a 1930. Su educación profesional la inició en 1931 en la Facultad de Ciencia Médicas de la Universidad de Guadalajara, donde cursó los tres primeros años. El conflicto universitario de 1933 suspendió las labores en la universidad, por lo que el Dr. Ruíz Sánchez se vió obligado a terminar sus estudios en la Facultad de Medicina de la Universidad Autónoma de México, en la capital del país. Se graduó de Médico Cirujano el día 11 de marzo de 1937. Realizó su servicio social en la población de Tecolotlán, Jalisco, que el mismo escogió para orientar, su atención al estudio de los problemas sanitarios y de asistencia médico-social de su estado natal. Posteriormente estudió en la Escuela Nacional de Salubridad e Higiene, recibiendo el título de epidemiólogo en 1941.
 
De 1937 a 1942, ejerció la profesión en la ciudad de Culiacán, Sinaloa. Durante esos años también se desempeñó como profesor de anatomía en la Universidad del Noreste. Posteriormente, desde 1942 hasta 1944 se desempeñó como Jefe de la Oficina Epidemiológica de los Servicios Coordinados del Estado de Jalisco. Fue Jefe de Clínica de enfermedades tropicales del Hospital Civil de Guadalajara desde 1944 hasta 1947 y posteriormente dirigió el Servicio de Infectología en el mismo Hospital. Desde 1947 pasó a ser profesor titular de la materia de enfermedades tropicales en la Facultad de Medicina de la Universidad de Guadalajara.
 
Una de las obras más importantes del doctor Ruiz Sánchez fue haber ideado, organizado y fundado en junio de 1944, el Instituto de Patología Infecciosa Experimental de la Universidad de Guadalajara, del cual fue director hasta su muerte. En esta empresa lo apoyaron su hermano Amado y un grupo de médicos, profesores de la Facultad de Medicina de esta casa de estudios.
Con la creación del instituto, se inicia propiamente la investigación científica de la medicina en Guadalajara, y se elevara a nivel internacional. El Instituto no sólo desarrolló la investigación científica, sino también la docencia, a través de la cátedra de infectología y de la dirección de un gran número de tesis recepcionales para las Facultades de Medicina y Ciencias Químicas de la Universidad de Guadalajara.
 
En 1949 Francisco Ruiz contrajo matrimonio con Eva González. De esta unión nacieron: Eva, María Esther, Francisco y Carlos. A lo largo de 20 años, de 1944 a 1964, Francisco Ruiz, dirigió 144 investigaciones clínicas orientadas, a evaluar diferente agentes antimicrobianos en el tratamiento de 18 enfermedades infecciosas, a estudiar agentes hormonales y preparados farmacológicos. (Amado Ruíz, 1965). La obra publicada de Francisco, es impresionante, suma un total de 112 publicaciones científicas, de las cuales, 21 de ellas fueron publicadas en Estados Unidos. Algunas de estas publicaciones son: su libro La Fiebre Tifoidea (1944), y el capítulo Typhoid fever en el libro Corrent Therapy editado por el Dr. Howard F. Cohn, en 1954. Una de las aportaciones más sobresalientes, de este médico tapatío, fue haber descubierto, al lado de su hermano Amado y de un equipo de profesores de la Universidad de Cornell (Nueva York) , la aureomicina y su "extraordinario valor en el tratamiento del tifo exantemático". Sin duda, la aportación más notable de este médico universal, fue haber descubierto el uso del cloranfenicol para el tratamiento de la fiebre tifoidea, hasta antes de la publicación de libro La fiebre Tifoidea en 1944, esta enfermedad mataba a mucha gente. Aún hoy el uso del cloranfenicol, sigue siendo vigente en el tratamiento de esta enfermedad.
Entre otros reconocimientos, Francisco Ruiz Sánchez recibió en 1957, la condecoración "Mariano Bárcena" del Gobierno del Estado de Jalisco.
Perteneció a muchas sociedades científicas, siendo Miembro Corresponsal de la Asociación Nacional de Medicina de México y de la Ciencias de Nueva York.
Presidió la Asociación Médica de Guadalajara en el año de 1948. Recibió en el año de 1951 el premio de la Asociación Nacional de Medicina de México. Fue nombrado Profesor emérito de la Universidad de Guadalajara. Murió el 7 de enero de 1965 a la edad de 51 años, en la ciudad de México. Un hospital de los servicios médicos municipales de Guadalajara lleva su nombre.

Fuentes: 
Boletín de la Sociedad de profesores de la facultad de Medicina. Guadalajara: Universidad de Guadalajara, 1965, Número 26. Una calle Diccionario Porrúa, Historia, Biografía y Geografía de México, Sexta Edición, vol. R-Z, p. 3038. Entrevista con Dr. Francisco Ruiz González , el 12 de enero de 2001 en Guadalajara, por Lilia Oliver Sánchez.