Silueta
Nacimiento y defunción: 
1912 - 1984
Género: 
Hombre
Actividad: 
Ciencias

Médico e investigador, a través de las investigaciones que realizó al lado de su hermano Francisco en el Hospital Civil de Guadalajara, entraron los primeros diez antibióticos a México, Amado Ruiz Sánchez nació en Guadalajara, Jalisco, el 20 de septiembre de 1919.
 
Fueron sus padres, Amado Ruiz Jiménez y Esther Sánchez Valencia. Fue el sexto de una familia de ocho hermanos, cuatro hombres y cuatro mujeres: Josefina, Francisco, Estela, Roberto, Carolina, Amado, Ernesto y Alicia. Su padre, oriundo de Etzatlán, Jalisco, vino muy joven a Guadalajara y empezó con una fábrica de calzado.
 
Su madre supo inculcar a sus hijos la importancia del estudio, la lectura y la gran afición por la vida del campo. Cursó sus estudios en su ciudad natal. Cuando estudiaba la educación secundaria fue alumno de Enrique Díaz de León en la clase de literatura. En 1936 ingresó a la Preparatoria de Jalisco y desde ese tiempo mostró su vocación por las ciencias médicas.
 
Siendo estudiante de preparatoria acostumbraba ir al Hospital Civil a preparar su clase de anatomía. En 1938 entró a la Escuela de Medicina de la Universidad de Guadalajara, fue alumno de patología del doctor Roberto Mendiola. Cuando cursaba el segundo año de medicina escribió su primer libro, el primer tomo de Apuntes de fisiología endócrina. Por ese tiempo vino a Guadalajara el doctor Gustavo Baz, ministro de Salubridad y conoció el libro de Amado por lo que decidió otorgarle un premio para que se publicara el segundo tomo. Por su alto promedio como estudiante de medicina entró como interno en la sección de psiquiatría en el cuarto año, lo que normalmente se hacía hasta el quinto o sexto año.
 
En 1944, al concluir la carrera de medicina, sus maestros decidieron que no presentara examen profesional, pues se le dio por examinado con sus dos libros sobre fisiología. Su empeño por superarse y su visión de que era en Estados Unidos donde se estaban realizando importantes avances en la medicina, lo llevó a obtener una beca para ir a estudiar a la Universidad de Cornell en Nueva York. Ahí conoció al doctor Cecil McDermott, profesor de reumatología, quien le aconsejó que fuera a estudiar a Trudeau en Saranue Lake, cerca de la frontera con Canadá, y donde estaba la Escuela Americana de Tuberculosis, el lugar más importante del este de Estados Unidos, para el estudio de esa enfermedad. De su estancia en ese lugar escribió después un libro sobre la estreptomicina, el primer medicamento útil para la tuberculosis. En 1947, el doctor Amado Ruiz regresó a Guadalajara y entró a trabajar al Hospital civil. Gracias a la relación que el doctor Amado estableció con el doctor McDermott, cuando se descubrió en Estados Unidos un antibiótico nuevo llamado tetraciclina, el equipo de investigación del médico norteamericano, se trasladó al Hospital Civil de Guadalajara, para evaluar dicho medicamento. Amado Ruiz se integró a la investigación que duró seis meses, al final de la cual publicaron uno de los primeros trabajos que se escribieron en el mundo sobre el uso de la aureomicina, nombre comercial de la estreptomicina, el trabajo se convirtió en un clásico sobre el tema.
 
A partir de esa investigación, el Hospital Civil, con el equipo de investigación de los hermanos Ruiz Sánchez se convirtió en la puerta de entrada a nuestro país de los antibióticos, la terramicina, la demitrilclocetatricina, y los diez primeros antibióticos, dice Amado Ruiz "entraron a México a través de nosotros". La importancia del uso de los antibióticos para abatir los altos índices de mortalidad que causaban las enfermedades infecciosas en el pasado, permite valorar lo importante de las investigaciones en las que participó este brillante médico tapatío.

Se desempeñó como subdirector del Hospital Civil de 1949 a 1952. Fue director de la Asociación Médica de Jalisco de 1950 a 1951 y de 1962 a 1966.
De 1952 a 1955, fue director de la Facultad de Ciencias Químicas del Instituto Tecnológico de la Universidad de Guadalajara. De 1973 a 1983 se desempeñó como director de la Escuela de Graduados de la misma universidad. Publicó los siguientes libros: Antonio Alcalde. Biografía del fundador del Hospital Civil y de la Universidad de Guadalajara (1942); Fisiología endócrina. Dos Tomos (1943-1944); La estreptomicina. Su acción en la tuberculosis experimentada.(1949); Formulario de terapéutica (1949); Farmacología y terapéutica (1953); Psicofarmacología y agentes psicoterapéuticos (1961). Quimoterapía de la diabetes mellitus. Evaluación clínica de los hipoglicemiates orales.(1964); Clínica de diagnóstico de exámenes médicos periódicos. (1964); El tratamiento de las estafilococcias y la quimiorresistencia del estafilococo (1966); El tétanos en Jalisco. Su significación médica y social (1968). Amado Ruiz desarrolló una intensa labor educativa, en 1981 recibió la presea Fray Antonio Alcalde, por cumplir 40 años ininterrumpidos de labor docente en la Universidad de Guadalajara.
Perteneció a diferentes sociedades médicas, fue el primer médico jalisciense que ingresó a la Academia Nacional de Medicina (1955). En 1966 recibió el premio "Dr. Francisco Ruiz Sánchez" de la Asociación Médica de Jalisco por la publicación de su libro El tratamiento de las estafilococcias y la quimiorresistencia del estafilococo. Y en 1968 recibió el mismo premio.

Fuentes: 
Por la publicación de su libro El tétanos en Jalisco. Su significación médica y social. Murió en su ciudad natal en 1984. Fuente: Amado Ruiz Sánchez. Humanismo en una vocación científica. Guadalajara: EDUG. Universidad de Guadalajara, 1985.