Silueta
Nacimiento y defunción: 
(1918-1987)
Género: 
Hombre
Actividad: 
Letras

Se le reconoce como uno de los hombres más cultos y eruditos de Jalisco. Adalberto Navarro Sánchez nació en 1918 en Lagos de Moreno, Jalisco. Después de cursar los estudios de primaria en su ciudad natal, se trasladó a la ciudad de Guadalajara, para estudiar el bachillerato en el Seminario Conciliar. Desde muy joven se manifestó su interés por las letras.
 
Un hombre con visión e iniciativa intelectual, fue fundador y catedrático de la Escuela Normal Superior de Jalisco y de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Guadalajara. Desempeñó cargos como Secretario de la Casa de la Cultura Jalisciense, fue asesor del Ayuntamiento de Guadalajara y ocupó la presidencia del Seminario de Cultura Mexicana. Como maestro invitado, impartió cátedras en universidades de Arizona, Kansas y el Paso, en Estados Unidos. Ejerció la docencia con singular generosidad, y fue en esta actividad donde mejor se combinó su erudición extraordinaria con lo claro de su pensamiento y la convicción del que mucho sabe y desea compartir.
 
En 1936, con José Cornejo Franco, publicó los cuadernos de cultura, Índice (seis números) en cuyas páginas se divulgaron las pinturas de José Clemente Orozco del Paraninfo de la Universidad de Guadalajara. De 1939 a 1940 al lado de su esposa María Luisa Hidalgo, editó la revista Prisma (9 números), que revisó al subrrealismo. Navegación Poética fue otra de sus publicaciones dedicada exclusivamente a la poesía.
 
Et Caetera fue la innovación de Adalberto por una revista literaria. Reconocida como la revista literaria más antigua de México, se edito de 1950 a 1956 con regularidad, subsistiendo después de la muerte de su creador.
 
Navarro Sánchez dio a conocer temas de gran calidad sobre pintura, teatro, narrativa, poesía y filosóficas. Por igual son valiosas sus traducciones y los números monográficos en los que el desfile de excelentes escritores que presentan sus ideas y su arte es interminable. Entre ellos figuran: Arturo Rivas Sáinz, Olivia Zuñiga, Bernabé Godoy, Alfonso Toral Moreno, Salvador Echavarría, Cornejo Franco, Villaseñor Bordes, María Luisa Hidalgo, José G. Zuno, Castillo Camarena, Ramiro Villaseñor, Rudol Jancke, Karl Pflegel, Werner Luhmann, Padilla Uribe, Arturo F. Jasso, Manuel H. San Juan, Elías Nandino y Emmanuel Carballo, entre otros.
 
Publicó textos inéditos de Gabriela Mistral, Alfreso R, Plascencia, Agustín Yañez, Jaime Torres Bodet, Juan José Arreola, Carlos Pellicer, Constantino Cavaty, Martínez Sotomayor y Carlos Puchy de Morales, entre tantos. Un lugar especial tiene Adalberto Navarro en la evolución de las letras mexicanas, y es por demás sorprendente la recopilación de estudios de Literatura Mexicana de José María Vigil en dos tomos, a los que hizo un interesante prólogo. Formó un índice selectivo de Bandera de Provincia.
 
Fue coeditor con Ramiro Villaseñor de la Biblioteca Jalisciense, coordinador de la serie conmemorativa del Primer Centenario de la Reforma de México, editor de la Biblioteca de Autores Jaliscienses Modernos, así como coordinador de la serie conmemorativa del sesquicentenario del Federalismo.
 
Colaboró con Eos, Pan, Xalixtlico, Summa, Ariel, El Informador, y durante tres años dirigió la sección literaria de El Occidental. Podemos encontrar colaboraciones suyas en periódicos nacionales (México y San Luis Potosí), así como extranjeros, es el caso de Caracas.

Entre sus obras poéticas podemos encontrar: Humana resistencia (1937); Nocturno de la esposa (1939); Liras y palabras dentro del mar (1944); El sueño herido y Primavera en invierno (1951); Espejo del Gólgota (1952), y tantos más.
 
En 1953 se le otorgó el Premio Jalisco, y en 1955 se le otorgó la medalla José María Vigil. En 1970 se le otorgaron la medalla y el diploma del Instituto de Arte de México. Después de una prolongada estancia en la ciudad de México, regresa a Guadalajara en 1972 y se dedica a la docencia en la Facultada de Filosofía y Letras de la Universidad de Guadalajara, además de dirigir a un grupo de jóvenes poetas. De 1980 a 1987 publicó poemas sueltos en revistas editadas por estudiantes. Murió el 4 de julio de 1987 en Guadalajara, Jalisco, dejando material suficiente para publicar dos libros más.

Fuentes: 
Velasco, Sara. Escritores Jaliscienses. Guadalajara: Universidad de Guadalajara, 1982. T.11, pp.5727. Enciclopedia de México. México: Enciclopedia de México, 1993, T. 10, p. 5727.