Silueta
Nacimiento y defunción: 
1903 - 1978
Género: 
Hombre
Actividad: 
Educación

Médico y maestro de historia, Alberto Ladrón de Guevara Jiménez, nació el 7 de septiembre de 1903 en Ahualulco del Mercado, Jalisco. Fue hijo del doctor Lucas L. de Guevara y de Josefina Jiménez. En su pueblo natal cursa hasta el cuarto año de primaria concluyéndola en la ciudad de Guadalajara. Es en esa ciudad donde tuvo entre sus maestros a la eminente maestra Atala Apodaca, quien fomentó en él el amor por la historia, y años después, se refirió a su alumno como "ese hombre de inteligencia, nobleza y honradez tan extraordinarias".

 Alberto L. de Guevara, se gradúa como médico en diciembre de 1925. Pertenece a la primera generación de médicos titulados por la restablecida Universidad de Guadalajara. En 1926 viajó a los Estados Unidos con el propósito de continuar sus estudios en medicina. Su primer internado lo efectúa en el American Hospital of Chicago. Después trabaja por unos meses como Residente Asistente en el Albert Merritt Billings Hospital, de Chicago. En 1927 y 1928 realiza otro internado en el Edward Sanatorium, dirigido por el Dr. Britton para tuberculosos, en Naperville, Illinois. Es en esta institución donde encuentra una nueva perspectiva y decide especializarse en el tratamiento de la tuberculosis, una de las enfermedades más perniciosas en ese tiempo por esas fechas el Hospital Edwards pasa a cargo de la Universidad de Chicago, época en que se le ofrece al doctor Guevara efectuar la especialidad de Tórax y ser instructor en la Escuela de Medicina, cargo que ocupó por dos años. En esta universidad, Ladrón de Guevara convive con el doctor Huggins, quien obtuvo años después el Premio Nobel en Medicina. En Chicago el doctor Guevara tiene otra experiencia extraordinaria en la actividad asistencial, colabora, con la Premio Nobel de la Paz 1931, Jane Addams, examinando, en la clínica auspiciada por la Infant Welfare Society of Chicago, el estado de salud de cientos de niños inmigrantes que llegaban de varias partes del mundo. De 1931 a 1934 se desempeñó como director del Dispensario Antituberculoso para hispanoamericanos hacía el sur de la ciudad de Chicago. En el año de 1933, se le ofrece el puesto de Subdirector del Edward Sanatorium para tuberculosos, en Naperville, Illinois, mismo que ocupó por cinco años.

 En 1934 fue nombrado Instructor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Northwestern. En dicha universidad, amplía su experiencia docente y práctica en la medicina. En 1934 regresa a Guadalajara, participa en el mejoramiento del Hospital Civil y la Escuela de Medicina. Ese mismo año se asocia con el doctor Rodolfo Robles Machain y fundan el "Sanatorio Occidental" (110 camas) primer sanatorio privado para el tratamiento de la tuberculosis en el occidente de México, en 1939 fue nombrado encargado del Dispensario Antituberculoso de los Servicios Sanitarios Coordinados del Estado.

 En 1939 se casa con Gertrude Cox Vicary, química de profesión, con quien procrea dos hijas, Helen y Lucila. En 1941 es designado profesor de clase de Clínica del Aparato Respiratorio y Paredes Torácicas de la Facultad de Ciencias Médicas y Biológicas y se desempeña posteriormente como Jefe del Servicio de Tórax en el Hospital Civil.

 Durante la década de los años cuarenta era evidente el arraigo de la tuberculosis en varios sectores de la población. Una muestra palpable de la actitud humanitaria del Dr. Guevara, es el testimonio de agradecimiento del entonces Arzobispo de Guadalajara, José Garibi Rivera (11 de marzo de 1942), por su ofrecimiento de examinar a todos los alumnos del Seminario Conciliar de Guadalajara. En el año de 1945, Ladrón de Guevara funda en la población de Zoquipan, Jalisco, el "Sanatorio Guevara", institución privada que estuvo activa por espacio de trece años, aproximadamente. Este sanatorio fue factor cardinal en el combate de la tuberculosis en la parte noroccidental de México,. En el sanatorio efectúa cirugía mayor, toracoplastía y resección pulmonar. Esas técnicas modernas e innovadoras provocan un cambio total en el tratamiento de la tuberculosis, pues los enfermos pasaban de permanencias largas a permanencias cortas en el hospital. Por el prestigio ganado en su profesión, fue seleccionado en 1946 para ser parte del cuerpo médico fundador del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de Guadalajara. Donde fue nombrado Jefe del Departamento de Enfermedades del Tórax. Posteriormente dio consulta hasta su jubilación (1967) en el entonces llamado "Sanatorio Ayala" del IMSS. En 1959 da un cambio en su vida profesional, voraz lector y siempre interesado por la historia, es llamado en ese año a dar cátedra en la recién fundada Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Guadalajara. En la mencionada Facultad impartió primero la materia de Historia Comparada de las Religiones y posteriormente las materias de Historia Universal I - IV. Son memorables también los foros públicos que organizó y participó, en donde se discutieron temas que en esa época eran poco tocados, como el control de la natalidad, el antisemitismo, etc.

 Aunado a su extraordinaria cultura, el doctor Guevara dominaba los idiomas inglés, francés y hablaba y leía el alemán. Unida a la docencia ejerció la función administrativa como director de la facultad, de 1965 a 1973, época de unos de los mayores alcances de desarrollo intelectual de la misma. Posterior a su gestión como director de la Facultad de Filosofía y Letras, es invitado por la radiodifusora XEJB del Gobierno del Estado a una serie de entrevistas de historia con la conductora Bertha Pantoja, que se denominaron "Charlas sobre Historia". Por la agilidad descriptiva de los temas, lo didáctico, la claridad de la profundidad y la cobertura, fueron publicadas con el mismo título en 1988 por la Universidad de Guadalajara. Su último nombramiento en la vida académica universitaria fue la de padrino de la generación 1974 - 1978 de la Licenciatura de Estudios Anglosajones y Franceses, licenciatura de la que como visionario fue su principal gestor, previendo la necesidad de impulsar tales estudios.

 El doctor Alberto Ladrón de Guevara Jiménez deja la cátedra por motivos de salud a unos días de cumplir cuarenta años de ejercicio en la Universidad de Guadalajara. Sobrellevó con gran entereza y serenidad la enfermedad del cáncer. Murió en Guadalajara el 17 de agosto de 1978. Sus restos descansan en el atrío del Templo de Zoquipan, Jalisco, muy cerca de lo que fue el "Sanatorio Guevara" y su residencia de los últimos veinte años.

Fuentes: 
Biografía del Dr Alberto L. De Guevara. Manuscrito de Helen Ladron de Guevar