Embarazo, parto y puerperio

 

 

El embarazo, parto y puerperio constituyen diferentes etapas fisiológicas muy importantes de la vida sexual y reproductiva de la mujer, las cuales requieren de cuidados específicos para evitar complicaciones.

 

  • Control prenatal de calidad

 

La etapa prenatal y los primeros dos años de vida constituyen un periodo crítico para el desarrollo cognitivo, del lenguaje y de destrezas sociales y emocionales.

 

Aunado a ello, el 28 por ciento de las muertes maternas se relaciona con complicaciones que pueden prevenirse con un adecuado control prenatal. Por ello, es importante que acudas periódicamente a revisión con tu médico para detectar oportunamente cualquier complicación. 

 

  • Identificación, seguimiento y control de riesgo obstétrico.
     

La estrategia de Los Primeros 1000 Días de Vida contempla la búsqueda intencionada de factores de riesgo y de las principales complicaciones gestacionales, para tener un porcentaje más alto de nacimientos exitosos.

 

  • Atención obstétrica de calidad

 

A través de la Red de Servicios de Atención Obstétrica y Neonatal se buscará contar con unidades preparadas y profesionales con las competencias necesarias, que nos permitirán incidir de forma positiva en el binomio madre-hijo, bajo un esquema de atención con calidad, calidez y seguridad para las mujeres, las niñas y los niños recién nacidos.

 

  • Puerperio Seguro

 

El puerperio comienza después del parto, se trata del periodo que transcurre hasta que la mujer se recupera después de un parto o cesárea. Dura aproximadamente 40 días o 6 semanas, por eso también se le llama cuarentena. Este tiempo es de recuperación y requiere de algunos cuidados y vigilancia.