EL 911 ES UN NÚMERO SOLO PARA ATENCIÓN DE EMERGENCIAS

 

 

 

Desde un teléfono público un niño realiza una llamada falsa al 911. Simulando un llanto, pide que acuda una ambulancia afuera de su domicilio ya que hay un accidente con muchos heridos. La llamada se canaliza a los cuerpos de emergencia quienes inmediatamente acuden al lugar. Al llegar, se percatan de que el reporte era una broma. Mientras tanto, en otro punto de la ciudad perdió la vida una persona que chocó ya que los elementos médicos no alcanzaron a llegar a tiempo.

Caso real

La línea 911 es el número nacional para atención de emergencias. Sin embargo, durante años las llamadas telefónicas de “broma” han representado una gran mayoría de las llamadas recibidas por los servicios de emergencia.

Las llamadas de broma al 911 representan una distracción muy grave de los elementos de seguridad y de atención a emergencias, los cuales dejan de atender casos reales de personas que necesitan sus servicios.

Una broma al 911 puede costar una vida, porque:

  • Disminuye los tiempos de respuesta ante una emergencia real.

Además, provoca pérdidas de recursos económicos, humanos, equipamiento e infraestructura.

Todas y todos somos responsables de educar a nuestros pequeños, te damos algunas recomendaciones:

  • Enseña al menor que cuando se llama al 911 es porque alguien necesita ayuda inmediata debido a un peligro inminente.

  • Enseña al menor que cualquier llamada de broma o innecesaria al 911 puede retrasar una respuesta a alguien que necesita ayuda inmediata.