La charrería es el deporte de México, en el cual conviven la bravura, la gallardía y la destreza. Conocida por ser la octava manifestación cultural de nuestro país en ser inscrita por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, cuenta con elementos característicos no vistos en otras disciplinas, como lo es el típico traje vistoso, el caballo bien entrenado y la soga. 

La competencia sucede con las suertes y la destreza de los charros para realizarlas, si bien es considerada como exhibición, las reglas son estrictas y detalladas para los participantes. La Perla Tapatía es el escenario principal de los más grandes y famosas competiciones, siendo el Lienzo Charro Jalisco una de las sedes y la casa de la Asociación de Charros Jalisco. 

Uno de los integrantes de esta asociación es Don Gabriel Sánchez Sánchez, perteneciente a la generación de “Los Bigotones”, la tercera de la asociación. Él es nutriólogo de profesión y charro de corazón, también es padre de Isabel, Alejandro y Gabriel, quienes siguieron sus pasos y se convirtieron en charros. 

 

La charrería es un estilo de vida, el amor a este deporte viene de mis abuelos, pues ello me enseñaron lo que significaba ser un charro: una persona de bien, con amor a los animales y pasión por el deporte y tu estado, porque vestirse de charro es vestirse de Jalisco”. 

 

En el lienzo ubicado a espaldas del Parque Agua Azul, cada domingo se pueden presenciar charreadas especiales, donde las suertes y competiciones entre equipos son el principal espectáculo. En estas tardes es cuando se puede ver a la familia Sánchez brillar sobre sus caballos.

 

A casi 100 años de existencia de esta familia, Don Gabriel y sus hijos se sienten orgullosos de pertenecer a la asociación más longeva del país y la más grande de Jalisco.

 

"Me siento orgullo de ver a mis hijos charrear y ser parte de esta historia. En México hay más de 1,500 asociaciones, pero la nuestra es la que más tiempo lleva existiendo, la gente que está aquí con nosotros se ha vuelto mi familia, hemos compartido demasiado y eso ha influido en mi persona y mi percepción hacia el deporte”.