Ante la posibilidad de que el proceso electoral sea suspendido en Jilotlán de los Dolores atribuido a problemas de inseguridad, el gabinete Estatal de Seguridad pide al Gobierno Federal agotar una investigación conjunta de lo que ocurre en el municipio.

Con dicha investigación lo que se busca es clarificar los actos de intimidación que la delincuencia organizada ha emprendido en contra de los aspirantes a la Presidencia Municipal y a regidores de la mayoría de los partidos.

Desde el inicio de la campaña se ha documentado como poco a poco fueron desistiendo los candidatos de los distintos partidos a sus aspiraciones, al grado de solo existir actualmente un solo candidato y una planilla registrada para la Presidencia Municipal.

En Jilotlán de los Dolores no hay problemas de inseguridad pública, así lo muestran los distintos reportes de la incidencia delictiva que se analizan semana a semana en la Comisión Ejecutiva del Consejo Estatal de Seguridad.

Como prueba de ello, en todo el año 2019 solo se cometieron 9 delitos en el municipio, durante 2020 la incidencia alcanzó los 16 delitos y en lo que va del 2021, solo se han cometido 2 delitos; en Jilotlán lo que existe es el riesgo de que grupos de la delincuencia organizada buscan incidir en el proceso electoral.

Este tema ha sido puesto sobre la mesa estatal de seguridad y es del conocimiento de las autoridades federales, por lo que desde el Gabinete Estatal de Seguridad se reitera la disposición de trabajar coordinadamente entre los tres niveles de gobierno para que la determinación que tomen las autoridades electorales sobre mantener o suspender el proceso, sea con la mayor cantidad de elementos posibles y con la garantía de que se privilegiará la integridad de candidatos y votantes.

Referencias: 
Gobierno del Estado de Jalisco
Secretaría de Seguridad
Intimidación
Candidatos
Gobierno Federal
Delincuencia organizada