Seguridad

Capítulo: 
3

Las y los ciclistas tienen derechos y obligaciones que permiten que andar en bicicleta por ciudades, carreteras o caminos, sea algo más seguro. Estos derechos y obligaciones están implícitos en normas como el Reglamento de la Ley de Movilidad del Estado de Jalisco y otras de tipo federal relacionadas con caminos y carreteras que prevén los accidentes y hacen posible la seguridad del ciclista.

Seguridad ciclista

Una actitud preventiva es indispensable en el ciclismo.

Antes de tomar una bici es importante tomar en cuenta varias recomendaciones que ayudan a desplazarse de forma segura y sin mayores problemas.

Seguridad personal

Cada vez que se desea salir en bici es importante planear la ruta que se tomará. Un mapa impreso o al alcance en Internet, ayudan a trazar la ruta y conocer el kilometraje y la altura. Tener una ruta clara es sinónimo de seguridad. A los y las ciclistas que apenas comienzan a circular por las calles se les sugiere evitar aquellas avenidas con un alto flujo vehicular.

Al pedalear es importante estar atento a lo que sucede en los alrededores. Los sentidos como la vista y el oído deben estar alertas en todo momento, lo cual reduce algún tipo de accidente durante el trayecto.

La cabeza debe mantenerse en alto para lograr una visión más completa de lo que pasa alrededor. Llevar la cabeza agachada sólo hace que la vista se centre en determinados puntos del camino.

La visión se centra en puntos cercanos del camino.

La visión se abre para abarcar el camino y el entorno.

Casco ciclista

Actualmente son frecuentes los debates donde la discusión se centra en si el uso del casco de ciclismo realmente aumenta la seguridad para el ciclista, sin embargo todos los peligros inherentes a esta actividad pueden controlarse con las respectivas barreras disponibles o con las medidas de recuperación, una vez que se haya producido un accidente. Estas medidas tienen un efecto directo en la reducción del número y/o en las consecuencias de los accidentes en el ciclismo.

El casco puede prevenir algunos daños en la cabeza en caso de una caída o un accidente.

Existen diferentes recomendaciones de cada fabricante para el uso de cascos, pero generalmente una vez que un casco ha protegido la cabeza en un accidente y ha sufrido un impacto, debe ser reemplazado, pues es posible que no se pueda verificar la integridad mecánica del mismo, ya que pueden existir fisuras dentro de él.

¿Cómo usar el casco ciclista?

  1. La correa de la barbilla debe estar ajustada ligeramente.
  2. Correas laterales deben rodear las orejas.
  3. Ajustar el sistema interno del casco con la perilla posterior.
  4. Mantener el casco en posición horizontal.

Otros aditamentos

Existen diversos aditamentos que te ayudarán a tener un mejor recorrido mientras circulas en bicicleta. Estos son algunos:

Lámpara delantera

Te permitirá ver mejor el camino en las noches.

Lámpara tracera

Los automovilistas te verán desde lejos.

Lentes

Evitarán que entren cuerpos extraños o insectos a tus ojos.

Guantes

Protegerán tus manos en caso de una caída.

Chaleco reflejante

Podrás ser más visible aprovechando la luz de los autos.

Multi herramienta

Podrás solucionar problemas mecánicos.

Cámara de repuesto

Sustitúyela por la cámara averiada.

Bomba de aire

Para inflar las llantas o reparar una ponchadura.

Bidón

Llévalo en tu bicicleta y evita la deshidratación.

Timbre

Hazte notar con sonido y evitar colisiones.

Prioridades

En las calles, avenidas y caminos, la prioridad para circular, de acuerdo con el modo de transporte es el siguiente:

La pirámide de la movilidad establece que el peatón es primero. Por eso, al pedalear una bici se debe ceder el paso a los peatones, no invadir la línea peatonal y detenerse cuando las personas caminan por los cruces peatonales. Es importante tener en cuenta que la bicicleta tiene preferencia de paso antes que los vehículos motorizados.

Recomendaciones Para antes de salir en bici a la calle

  1. Utilizar ropa con colores fuertes como rojo, amarillo, verde o azul; éstos hacen más visibles a los y las ciclistas en los caminos.
  2. Usar elementos reflejantes como chaleco, placas, cinta o luces integradas al casco o la ropa. Es importante ser visible durante la noche para los conductores de vehículos motorizados.
  3. En temporada de lluvias se recomienda llevar consigo un impermeable y dos bolsas de plástico para proteger los zapatos.
  4. Si hace calor, lo ideal es usar ropa ligera. En días fríos, la sugerencia es no ponerse mucha ropa o utilizar prendas que sean fáciles de quitarse. Sólo el hecho de pedalear, como una actividad física, aumenta la temperatura del cuerpo y produce mucho sudor. No está de más usar guantes para proteger las manos del frío, así como una bufanda ante el aire gélido.
  5. Usar casco, lentes y guantes.
  6. Siempre tener las manos libres al momento de pedalear. Si se necesita cargar algo se puede usar un accesorio como mochila, instalar parrillas o canastas en la bicicleta.
  7. Evitar el uso de audífonos.
  8. Evitar contestar el teléfono celular si aún no se ha detenido la marcha.
  9. Llevar agua para mantenerse hidratado.
  10. No pedalear bajo los efectos de alcohol/drogas.
  11. Portar un kit de herramientas que contenga lo básico: parches, desmontadores de la llanta, bomba de aire y una cámara extra para la llanta.
  12. Agregar a la bici elementos auditivos como un timbre de bici.
  13. Revisar los frenos y llantas de la bici antes de salir. Se recomienda hacer un servicio general de mantenimiento cada seis meses.

Recomendaciones extras para el ciclismo de montaña

  1. Antes que nada, usar una bici de montaña. Las llantas deben tener un dibujo que sea el adecuado para el terreno en el que se va a practicar esta disciplina. La presión de aire de las llantas debe apegarse a la recomendación del fabricante (esta información suele estar en la parte lateral de la llanta).
  2. Al kit de herramientas básicas se debe añadir: un juego de llaves Allen, un destornillador de estrella y plano, un cortacadenas, una pequeña navaja y dos cámaras para la llanta extra.
  3. Llevar agua y/o bebida energética, comida ligera como barras energéticas, plátanos y frutos secos. La cantidad de los alimentos debe ser la suficiente para el tiempo estimado del recorrido. Utiliza una mochila pequeña de espalda para cargar tus cosas.
  4. Si el recorrido abarcará varias horas, hay que comer carbohidratos un día antes, y un desayuno ligero el día de la pedelaeada que incluya jugos y yoghurt con cereales.
  5. Si es la primera vez que se practica el ciclismo de montaña, hay que someterse a un revisión médica general antes del recorrido. Es recomendable ser prudente con la distancia del trayecto y con el esfuerzo que requiere el camino; hay que evitar el sobre esfuerzo humano.
  6. Calentar y estirar los músculos antes de empezar el recorrido.
  7. Revisar las condiciones climáticas antes de salir.
  8. En invierno, utilizar ropa interior térmica o cargar ropa extra.
  9. Si se va solo/a, hay que avisar a otras personas de la ruta que se va a recorrer. También hay que tener a la mano un celular con la suficiente carga de batería por si es necesaria una llamada en caso de emergencia.
  10. Llevar un botiquín básico de primeros auxilios (ver capítulo 7).
  11. Comenzar despacio el recorrido y aumentar el ritmo poco a poco. En las bajadas hay que ser prudente. Al cruzar ríos o arroyos en temporadas de lluvia se debe ser precavido.
  12. Al llegar a casa quitar con un trapo húmedo el lodo y el polvo que se hayan acumulado en las diferentes partes de la bici. Si el lodo es abundante, hay que echar agua con una manguera que no sea de presión y aplicar aceite en los ejes de las llantas, cassette y en la cadena.

Recomendaciones extras para el ciclismo de ruta

  1. Usar chaleco reflejante y luces delanteras y traseras en caso de rodar de noche (lo más recomendable es no pedalear por la noche).
  2. Usar una bici de ruta.
  3. No circular atrás de los camiones o de vehículos que impidan la visibilidad.
  4. Procurar elegir carreteras con poca densidad de tránsito.
  5. Es recomendable ir en grupo y con un vehículo en la parte trasera que vaya resguardando.
  6. Circular por el acotamiento o la extrema derecha de la carretera en caso de ir solo o sin un vehículo de resguardo como lo marca el punto anterior.
  7. Si es la primera vez que se practica el ciclismo de ruta, hay que someterse a un revisión médica general antes del recorrido. Es recomendable ser prudente con la distancia del trayecto y con el esfuerzo que requiere el camino; hay que evitar el sobre esfuerzo humano.
  8. Calentar y estirar los músculos antes de empezar el recorrido.
  9. Revisar las condiciones climáticas antes de salir.
  10. En invierno, utilizar ropa interior térmica o cargar ropa extra, utilizar una mochila pequeña de espalda para cargar cosas como alimentos y agua.
  11. Si se va solo/a, hay que avisar a otras personas de la ruta que se va a recorrer. También hay que tener a la mano un celular con la suficiente carga de batería por si es necesaria una llamada en caso de emergencia.
  12. Llevar un botiquín básico de primeros auxilios (ver capítulo 7).

Estas son algunas recomendaciones básicas. Puedes planear mejor tu recorrido si contactas a alguna persona que pueda compartir su experiencia en estos tipos de ciclismo.

Recomendaciones extras para cicloturismo

  1. Usar una bici de cicloturismo con porta alforjas.
  2. Planear la ruta para tener muy claro las distancias entre las poblaciones.
  3. Organizar todo lo necesario en la bici: casa de campaña, bolsa de dormir, accesorios para preparar comida, ropa extra, entre otros. Evitar llevar cosas que signifiquen más peso a la hora de rodar.
  4. Llevar comida no perecedera (latas, botellas). Llevar suficiente agua y/o suero hidratante, y barras energéticas para consumir durante el camino.
  5. Si se cuenta con un presupuesto para comidas y hospedaje, ubicar con antelación los lugares para dormir, descansar y comer. (se quita la coma después de antelación)
  6. Se recomienda recorrer 80 kilómetros al día, aunque todo depende de la condición física y el total de kilómetros del trayecto. Hay que tener cuidado en no exigir demasiado al propio cuerpo, para evitar problemas posteriores de salud.
  7. Al kit básico de herramientas habrá que añadirle piezas extras para la bici como una llanta, dos camaras –como mínimo–, rayos para la llanta y aceite.
  8. Tomar un descanso al mediodía cuando el sol está en todo lo alto. Lo recomendable es iniciar el pedaleo por las mañanas cuando sale el sol y suspenderlo cuando oscurece.
  9. Llevar un mapa de la zona a la que se viaja y un teléfono celular.
  10. No es recomendable cargar una mochila en la espalda; es mejor utilizar alforjas o un rack de carga.
  11. Checar el clima de la ciudad a la cual se viaja antes de iniciar el viaje.
  12. Llevar un botiquín de primeros auxilios (ver capítulo 7).
  13. Instalar un espejo retrovisor del lado izquierdo del manubrio de la bici.
  14. Antes del viaje aprender mecánica básica.
  15. Circular por el acotamiento o la extrema derecha de la carretera.
  16. Observar con más frecuencia si vienen coches por detrás. En carretera los autos van a una mayor velocidad y pueden alcanzar al o la ciclista en cuestión de segundos.

Seguridad ciclista

Una vez que se tiene todo para pedalear, el primer paso es incorporarse a la circulación de la calle o avenida que se va a tomar. Al hacerlo es necesario comprobar que no vengan vehículos lo suficientemente cerca para causar un accidente. Después de esto se puede empezar la marcha.

Precauciones al momento de pedalear:
  • Mantener el control de la bici: al circular, ambas ruedas siempre deben estar en contacto con la calle y las manos sobre el manubrio. Como precaución adicional pueden colocarse dos dedos de las manos sobre las palancas de los frenos. Frenar se debe hacer con ambos frentos para poder hacer un alto efectivo.
  • Comunicar a los conductores de vehículos los movimientos que se van a realizar. Utilizar los señalamientos básicos de brazos y manos:
  • Pedalear con cautela, con confianza y no titubear. En caso de sentirse un poco inseguro es preferible salir del tráfico y esperar a que los vehículos hayan pasado para después incorporarse otra vez a la vialidad.
  • Mirar hacia atrás ayuda a prevenir accidentes con otro vehículo que venga próximo. Para lograr hacer esto pueden utilizarse espejos o se puede voltear la cabeza de forma rápida y regresarla inmediatamente al frente.
  • Fijarse en el camino ya que puede haber baches, alcantarillas o algún elemento que pueda ocasionar un accidente:

  • Peligro

    Cómo reaccionar o prevenir

    Suelo húmedo

    Hay que bajar la velocidad para poder frenar con anticipación. Estar alerta de los encharcamientos.

    Neblina

    Evitar circular cuando las condiciones de visibilidad sean nulas. Si no hay otra opción, hay que estar atentos con los oídos y se debe circular con extrema precaución. Siempre utilizar luces.

    Alcantarilla

    Bajar la velocidad y cruzarla de manera perpendicular al sentido de las rejillas.

    Baches / hoyos /

    baches rellenos

    Esquivarlos. Cuando no sea posible, bajar la velocidad o frenar.

    Vías del tren

    Cruzar las vías en un ángulo perpendicular para evitar que las llantas se atoren.

    Grava o arena

    Bajar la velocidad. Si es necesario, pasar ese tramo caminando.

  • Dar aviso a otros ciclistas que vienen cerca, de los peligros de la calle que se pedalea, ya sea de forma verbal o señalizando el elemento de riesgo.

Cómo circular

  1. Pedalear sobre la vialidad y nunca sobre la banqueta o zonas de uso exclusivo para peatones; sólo los niños y niñas menores de 12 años pueden ir por la banqueta. En caso de querer ir por la banqueta, debe bajarse de la bici y caminar.
  2. Evitar circular por carriles exclusivos para el transporte público.
  3. Pedalear en el sentido que marca la circulación.
  4. Circular sobre el carril derecho de la vía y tomarlo completo para estar al alcance de la vista de los conductores de vehículos motorizados. No es recomendable circular por la extrema derecha del carril ya que por ahí suelen estar las alcantarillas y se es menos visible para los conductores.
  5. Pedalear en línea recta es lo más seguro. Hay que evitar entrar y salir de entre los coches estacionados.
  6. Cuando existen autos estacionados en el carril derecho, lo mejor es mantener una distancia prudente, mínima de un metro, para evitar algún accidente con puertas que se abren repentinamente.
  7. Si se viaja en grupo, éste tiene que abarcar todo el carril derecho o puede ir sobre la vialidad en una fila conformada de dos en dos. Si la visibilidad es poca o el tráfico es complicado, la hilera puede convertirse en una sola integrada por un ciclista detrás de otro.
  8. Utilizar la infraestructura ciclista existente.

Tipos de vías ciclistas

Ciclovía segregada

Vía ciclista que se encuentra separada de la vialidad vehicular motorizada por elementos fí- sicos que aseguran el uso exclusivo para la bici y la segu- ridad de los y las ciclistas.

Ciclo-banda

Es aquella vía ciclista delimitada sólo con señalética horizon-tal y vertical, para el uso exclusi- vo de ciclistas.

Carril compartido bus bici

Es aquel físicamente separado de la vialidad para el tráfico automotor. Posee señalamientos que indican que puede ser compartido por bicicletas y unidades de transporte público.

Calle ciclista

Es una vía cuya mayor parte de la superficie de rodamiento se ha definido exclusivamente para el tráfico ciclista. Puede estar presentes en tramos que conectan diferentes ciudades o pueblos; en esta vía no pasan vehículos motorizados.

Carril de preferencia ciclista

Es la vía en la que el ciclista tiene preferencia sobre los automóviles, motocicletas y/o el transporte público y se debe circular por el centro del carril sin importar en que medio de transporte vayas.

Ejemplo del carril de preferencia ciclista en calles con menos tránsito

Al interactuar con otros vehículos

  • Estar atento al tráfico alrededor y mantenerse a una distancia mínima de 1.5 metros del vehículo que está adelante o al lado.
  • No circular por puntos ciegos (ver gráfico de la página siguiente).
  • Nunca rebasar a los camiones por la derecha, sobre todo cuando éstos bajan pasajeros. Hay que esperar detrás del autobús hasta que éste avance nuevamente. Si hay que rebasar a un vehículo de este tipo, hay que hacerlo por el lado izquierdo como se indica en las recomendaciones para rebasar de este manual.
  • Cuando un camión de transporte público se acerque por detrás, no hay que acelerar la marcha ni colocarse en el costado derecho del carril. Hay que continuar en el centro del carril y continuar pedaleando con seguridad, de manera que el chofer entienda que para rebasar tendrá que cambiar de carril. La excepción a esta regla es solamente cuando se circula por un carril compartido para el autobús y la bici. En este caso, quien pedalea la bicicleta deberá circular por el lado derecho del carril en el momento en el que el camión esté rebasando.
  • Si un automóvil que está por detrás pita o acelera la marcha para intimidar, no hay que acelerar ni colocarse en la extrema derecha del carril. Es la misma situación que con el conductor del autobús y por lo tanto, se debe seguir con seguridad por el centro del carril, para que el conductor del vehículo tenga que cambiarse a otro.

Zonas de visión de un automóvil

La visión de un automovilista es limitada. Para tratar de cubrir esa carencia los autos cuentan con espejos retrovisores, pero existen zonas que aún así no se pueden ver tan fácilmente. A estas zonas se les conoce como los puntos ciegos y es peligroso circular en ellas, sobre todo cuando se está muy cerca del automóvil.

Rebasar y hacer cambios entre carriles

  • Para cambiarse de carril:
    1. Voltear hacia atrás para comprobar que hay suficiente espacio y que no vengan cerca otros vehículos.
    2. Comunicar con los brazos que se pretende cambiar de carril. Colocarse lo más pegado a la izquierda del carril en el que se va, antes de llegar a lo que se pretende rebasar.
    3. Hay que evitar rebasar de manera brusca y señalar con el brazo que te incorporarás al carril derecho.
    4. Regresar al carril derecho siguiendo los pasos ya mencionados.
  • Siempre rebasar por la izquierda a los otros vehículos. Después de hacerlo, retomar el carril de la derecha.
  • Al momento de rebasar hay que procurar que haya una distancia de 1.5 metros entre la bicicleta y el vehículo al cual se está rebasando.
  • Si se va a rebasar a un ciclista que va a una marcha más lenta, hay que avisarle de manera verbal.
  • Evitar pedalear entre los coches, sólo se puede hacer cuando el tránsito motorizado está completamente detenido. En una situación así, el ciclista puede rebasar entre los autos. Es importante tener cuidado y estar atento a las puertas de los vehículos que pueden ser abiertas de forma súbita; también hay que tener cuidado con los espejos retrovisores de los automóviles parados.

Vueltas

  • Antes de dar una vuelta, mirar hacia ambos lados de la circulación y señalar con el brazo la intención de que se va a realizar una.
  • En caso de que transiten muchos vehículos por la calle hacia la que se pretende dar vuelta, lo mejor es esperar el tiempo suficiente.
  • En caso de que haya peatones que quieran cruzar la calle, hay que cederles el paso y posteriormente, dar la vuelta.
  • Vuelta a la derecha. Hay que observar si el vehículo que está adelante tiene la misma intención. No hay que suponer que usará las direccionales, por lo tanto hay que tomar la debida precaución. Si el vehículo da la vuelta, simplemente hay que reducir la marcha.
  • Vuelta a la izquierda. En caso de ir por avenidas o calles de varios carriles, lo que se debe hacer es cambiarse al carril izquierdo antes de dar la vuelta como cualquier otro vehículo. Si las condiciones para cambiarse hacia el carril izquierdo no son las más favorables, continuar por el carril derecho e incorporarse a la vialidad que quiere tomarse con el “estilo peatón”. Si existe una caja bici en el camino, se recomienda situarse en ella y esperar a que el semáforo cambie a verde.

  1. Anticipar el movimiento y avisar.
  2. Aprovechar la infraestructura ciclista.
  3. Tener precaución con los automóviles.
  4. Ceder el paso al peatón.

Cruces

  1. Al llegar a un cruce se debe poner especial atención en los peatones, en los demás vehículos, en la presencia de semáforos, en la señalización y en el tamaño de la vialidad que se va a cruzar.
  2. Cuando el semáforo esté en rojo se debe hacer un alto total. Al llegar a un cruce donde no hay preferencia para ningún vehículo también hacer un alto total.
  3. En caso de tener que esperar a que el semáforo se ponga en verde de nuevo, se recomienda colocarse hasta el frente del tráfico vehicular motorizado para tener una posición de ventaja más adelantada y visible al momento de avanzar de nuevo. Si hay una caja bici, utilizarla, pues es un área de espera ciclista.
  4. Cuidar la posición con relación a otros vehículos. Si no hay el suficiente espacio para colocarse frente a ellos, no se debe colocar en un costado pues se corre el riesgo de estar en un punto ciego para el conductor. Siempre hay que pensar que el chofer del transporte público o del automóvil privado puede no ver al o la ciclista.
  5. En caso de glorietas: Recordar que tienen preferencia los vehículos que ya se encuentren dando vueltas alrededor de ella. Hay que esperar a que dejen de pasar vehículos para poder tomar la glorieta. La sugerencia es tomar el carril de la derecha de la glorieta y seguir el flujo vehicular. Si la glorieta cuenta con un vía ciclista, hay que tomarla para llegar a la calle por la que continúa nuestro camino y tener especial atención en los vehículos que quieren dar vuelta a la derecha. En este caso, el ciclista tiene prioridad en el paso.

Ataque de un perro

El perro se acerca, ladra, adopta una posición de ataque, ¿qué hacer en un momento así? Lo más importante es mantener la calma, no entrar en pánico y no subestimar la idea de que el animal “siente el miedo”. Gritar o pedalear más rápido sólo lo alterará más.

En un caso así, no se debe parar, sólo hay que dejar de pedalear por unos segundos y mantener horizontalmente los pedales; el impulso que lleva la bici es suficiente para pasar el trayecto sin ningún problema.

Hay que tener especial cuidado con los perros que no ladran, pero que se acercan a la bici. El refrán “perro que ladra no muerde”, puede no ser cierto en una situación de este tipo. Si un perro se aproxima sin ladrar y camina al lado de la bicicleta, lo recomendable es levantar las piernas. Cuando el animal haya quedado atrás de la bici, ahora sí, a pedalear de nuevo.

Si no hay de otra más que parar, se debe poner la bicicleta entre el perro y quien la conduce. Si el perro no ladra y sólo ataca, se puede utilizar la bici como un escudo, tomándola por el tubo el asiento y el poste del manubrio. Se recomienda además girar la llanta delantera para asustar al perro. Levantar la bici puede ser riesgoso pues el animal puede pasar debajo de ella. Se debe además ordenar al perro, con firmeza, que retroceda. Si se lanza, no queda más que tratar de quitarlo, golpeándolo en la garganta, nariz o en la parte posterior de su cabeza (se puede usar un casco para ello). Después de aturdir al animal, hay tiempo suficiente para escapar en la bici.

Si el perro ha perdido el interés en quien va arriba de la bici, lo más idóneo es alejarse lentamente. Si alcanzó a lanzar una mordida en la pierna, se recomienda acudir al doctor y avisar a las autoridades de lo sucedido ya que el perro podría atacar a otras personas que vayan en bici.

No siempre es verdad el dicho “Perro que ladra no muerde”.

Tu perro y tu bicicleta

Tus “mejores amigos” pueden hacer más relajado el viaje.

Tu perro puede acompañarte en tu recorrido ciclista siempre y cuando esto no represente ningún riesgo para ti, para otras personas o para tu propio perro.

Lo primero que debes de considerar es que tu mascota esté acostumbrada a correr sin alterarse junto a una bicicleta y que esté bien entrenada para obedecer tus órdenes. Después deberás estar seguro que tu perro podrá aguantar la distancia del recorrido y la velocidad de tu desplazamiento. Para mayor seguridad tendrás que usar una correa o aditamentos especiales para éste fin. Recuerda llevar agua y comida extra para él.

Aditamento especial para que tu perro te acompañe de manera segura.

Cambios o velocidades de la bicicleta

Los cambios de tu bici sirven para vencer la resistencia que ejerce el aire, nuestro peso y el de la bici durante una subida, al arrancar o al estar pedaleando. Un buen uso de los cambios permite aprovechar al máximo la fuerza que transmitimos a la rueda por medio de los pedales y ahorramos energía realizando combinaciones entre platos y cassette.

A continuación un ejemplo de combinaciones con 3 platos y un cassette de 7 piñones, pero recuerda que los principios son los mismo y los podrás aplicar a cualquier bici.

¿Cómo se deben usar los cambios?

La combinación que hagamos de platos y cassette consiste en obtener un desplazamiento óptimo de acuerdo a nuestra condición física y del terreno, para esto, hay que experimentar con las combinaciones para ubicar el esfuerzo físico que queremos hacer en nuestros recorridos.

Recuerda que lo importante es mantener el ritmo en tus piernas antes que la velocidad en la bicicleta entonces es recomendable adelantar los cambios antes de la subida para evitar perder la inercia.

Reglas básicas:
  • Los cambios deben hacerse durante el pedaleo y nunca con la bicicleta detenida.
  • No se debe realizar mucha fuerza sobre los pedales en el momento del cambio.
  • Existen muchas variantes en el número de platos y piñones, es importante que hagas pruebas en tu bici para saber cuál usar en cada ocasión.

Seguridad para la bici

Al llegar a nuestro destino es importante asegurar la bici para no sufrir un robo.

Hay que utilizar los espacios destinados para estacionar la bici o en todo caso, buscar un poste o rejas que sean firmes para encadenar el vehículo. Se debe tener cuidado en no obstruir la banqueta y las entradas de casas o negocios.

Sujetar la bici a un árbol es lo menos recomendable. Lo único que sucede es un daño hacia el árbol; alguien que quiera robar la bici, también lo dañará, pues el tronco es fácil de quebrar.

Sin duda, lo mejor es estacionar la bici en lugares públicos donde esté al alcance de la vista de otras personas.

Existen lugares que cuentan con infraestructura especial para dejar estacionada tu bicicleta.

Cadenas y candados

Las cadenas y cables delgados pueden ser muy fáciles de cortar. Una buena opción es un candado tipo U o una cadena de eslabón de acero templado de ½ pulgada de grosor como mínimo acompañada de un candado de seguridad 10.

A la hora de poner el candado, se debe pasar éste por el cuadro de la bici. Si se desea mayor seguridad, se puede poner otro candado que proteja las llantas delantera y trasera.

Si no tienes factura de la bici:

Toma una foto, apunta datos generales de la bici como son la marca, el rodado, el color, el tipo de cuadro, los accesorios y el número de serie del cuadro. Estos datos serán útiles en caso de presentar una denuncia por robo.

Señalamientos