Discurso pronunciado por el Gobernador del Estado, Aristóteles Sandoval, durante el aniversario del Centro de Justicia para las Mujeres, en Guadalajara, Jalisco.



Pronunciado por: 
Aristóteles Sandoval, Gobernador del Estado de Jalisco.
Fecha: 
Lunes, Febrero 13, 2017

Gracias, gracias a todas ustedes que hacen posible que nuestra sociedad sea mejor y lo digo convencido de ello, porque si le va bien a la mujer, le va bien a la sociedad. Lo han dicho teóricas, economistas, cuál es la ventaja de que le vaya bien a la mujer y se pueda incorporar al desarrollo y una vida productiva, esto repercute en una mejor economía. Cuando la mujer tiene oportunidades de integrarse y desarrollarse, la sociedad en su conjunto puede tener mejores condiciones de vida.
Por eso mi reconocimiento a todas las mujeres que nos acompañan y que a diario construyen un mejor país desde cualquiera que sea su trinchera. Empezando desde el hogar, estando en cualquier representación pública, privada, hoy me da mucho gusto ver que cada vez hay más representación de las mujeres en cargos en áreas políticos, ejecutivas y eso es lo que puede consolidar una mejor sociedad, pero nos falta mucho por hacer.
Agradezco la presencia del magistrado Ricardo Suro, qué importante la presencia del Poder Judicial en este evento, gracias a las juezas por supuesto, porque necesitamos trabajar y avanzar en las reformas legales de algunos instrumentos que doten de mayor herramienta a la mujer, como el tema de la pensión alimenticia,  a pesar de que hay una condena es complicado hacer a veces que cumpla la pareja; cuando existió una separación un divorcio simplemente cuando abandono el hogar.
Necesitamos hacerlo efectivo en el menor tiempo posible, necesitamos embargar y tener mecanismos tecnológicos que inmediatamente garanticen el sueldo que se le tiene que dar para la manutención a sus hijos, estos son de los grandes retos que tenemos y por supuesto como sociedad en la reeducación inclusive de cómo atender el generador de violencia, porque también a veces de nada nos sirve que el generador de violencia; esta en la cárcel deja de trabajar y ya no mantiene también a la familia, hay que trabajar para formarlo, para reeducarlo. Como lo señalaba aquí muy bien el fiscal Eduardo Almaguer, necesitamos impulsar desde la familia, desde la educación, nuevas formas de masculinidad. Entender que debemos tener un respeto mutuo y si nos educamos para la igualdad, hay que educarnos para el respeto hacia la mujer, hay que impulsar y reconocer y admirar las capacidades de la mujer.
Reconozcamos que donde hay presencia de la mujer hay resultados, hay trabajo, hay honestidad, hay lucha, porque superan ustedes todos los obstáculos siempre que saquen adelante a su familia, ese es un ejemplo que todos debemos de reconocernos como comunidad.
Por eso el gobierno dota de infraestructura de herramientas, capacidades para hacer visible un problema que existía, donde poco se había hecho por la mujer, donde también yo invitaría a que todos nos pongamos de acuerdo para ver cuáles son las siglas reales, para poner diagnósticos concretos y tomar día a día las mejores decisiones en las políticas públicas y en acciones concretas, que empoderen a la mujer, que eviten que la mujer sea rehén de la violencia día con día, que empieza en su hogar, cuando se levanta la mujer al lado de un hombre que genera, incita a la violencia, su peor infierno lo tiene en su hogar, en cuatro paredes al interior de su casa donde no hay policías, donde no hay vecinos, donde no vemos desde la fiscalía.
Ahí es donde hay que atender y escuchar a la mujer en sus denuncias por eso este espacio tan importante, solo en el 2010 se atendieron a 10 mil mujeres, más de seis mil órdenes de protección, sin importar la clase social, ni la condición económica que tenía.
La mujer ha sido violentada en cualquiera de sus formas, psicológica como bien se dijo aquí la dependencia, económica, sexual, física, todos estos son retos que nos llevan como sociedad asumir nuestro rol, nuestra responsabilidad.
Lo decía, si la sociedad no contribuye a cambiar estas formas de educar a nuestros hijos, yo lo decía el otro día en un evento: en mi casa, su casa, soy el mayor de cuatro hijos y tres son mujeres, pero desde muy chico, mi madre nos daba las mismas responsabilidades, al hombre y a la mujer, no había diferencias, así como ellas a veces eran serviciales conmigo, yo tenía que ser servicial con mis hermanas, pero desde ahí aprendí al respeto a la mujer, el reconocimiento por supuesto a que somos diferentes, pero tenemos capacidades iguales como seres humanos, el respeto a que la hombría o el machismo no está en el sometimiento a la pareja ni a la mujer, está en el respeto y en reconocer sus virtudes y sus capacidades esta la educación de tener un mejor dialogo de respeto y en ese sentido es donde deben de estar nuestras instituciones.
Por eso reconozco el trabajo transversal que se ha hecho por parte de todas las instituciones que tiene que ver desde este centro, Zulema, el trabajo que hoy tenemos un reto como reducir la brecha salarial no es posible que con el mismo trabajo, un hombre gane más que una mujer, hoy hay más facilidad de que una mujer, que un hombre se incorpore a la planta productiva que la mujer, hoy en la informalidad trabajan más mujeres que hombres.
Todos esos son temas que debemos de atender y todos unidos, todos juntos con una visión transversal, no como lo decíamos, no solo puede ser el Instituto de la Mujer o el DIF, en la legislación hemos avanzado mucho, tenemos que ser todos unidos para impactar en el empoderamiento a la mujer y por eso estamos actuando.
Yo las felicito a muchas de ustedes que hoy, ya van a entrar a un reto productivo, abran su negocio, pequeño mediano, acérquense con nosotros porque las vamos apoyar.
Miren ustedes teniendo estos instrumentos, teniendo estos propios ingresos son más independientes se apoderan más y toman las decisiones que ustedes deben de tomar, para ser felices. Eso es lo que nos interesa, que nuestras mujeres sean felices, sobre todo que estén libres de violencia, decirlo fuerte y claro, el problema existe, hoy lo hicimos visible, infraestructura, hoy estamos atendiéndolo.
La alerta de género a la fecha no ha dado los resultados que yo quisiera, pero hoy vamos más adelante, hoy vamos más allá de lo que puede prever un gobierno, porque escuchamos y aquí es fundamental el liderazgo de las organizaciones ciudadanas, organizaciones no gubernamentales.
Ahora cuando a muchas mujeres que pasaron su proceso y ahora son voluntarias, de verdad me da un orgullo reconocer que mujeres después de lo que vivieron hoy quieren aportar para que no vivan lo mismo las demás mujeres. Felicidades a nuestras voluntarias, un reconocimiento, que se una la mujer no puede ser como dicen hoy en esta lucha la mujer tiene que estar más unida que nunca y ahí es donde las instituciones deben respaldarnos con responsabilidad y con apertura.
Y en ese sentido también decir que aquí en Jalisco, no vamos a tolerar, ni tener ningún tipo de miramiento para aquel que siga violentando a la mujer, le va a caer toda la fuerza del estado, vamos a procesar a quien se siga violentando, porque hoy si bien hubo una ligera reducción no podemos seguir aceptando que con actos abominables estén abusando de la mujer y al final pierda la vida, son vidas que hoy ya no podemos recuperar, por eso es que necesitamos trabajar más rápido con mayor consolidación.
Y aquí es fundamental la labor de la sociedad, todos debemos de empezar a cambiar la forma de ver y de formar a nuestro hijos en las escuelas, este es un tema que también lo está revisando el secretario de Educación, en el trabajo es un tema que también estamos revisando, para cada vez más y mejores oportunidades para mujeres, si queremos tener una mejor patria un mejor país hay que empezar impulsando y apoyando a nuestras mujeres, felicidades vamos a seguir trabajando con ustedes.

Autor: prensa
Fecha de actualización: 02 de Marzo de 2017 - 06:57 PM